La batalla del 26S será la misma que se libró en 2004

Caracas, 17 Ago. AVN.- El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, afirmó que los próximos comicios del 26 de septiembre, son parte de la misma batalla que se libró en 2004, cuando el pueblo revolucionario, mediante el voto, ratificó a su Presidente constitucionalmente electo, mediante un referéndum revocatorio.

“El día del referéndum ocurrió un quiebre. A estas alturas (la victoria de la Revolución) aún tiene medio descolocadas a las fuerzas de la oposición”, aseguró el jefe de Estado mediante un contacto telefónico al programa Contragolpe que transmite Venezolana de Televisión.

Añadió que desde la contundente victoria en las urnas de las fuerzas revolucionarias sobre la oposición en el referéndum revocatorio, “el pueblo selló un rumbo que no puede tener marcha atrás”.

Además, recordó que la consulta popular activada en su contra, en 2004, fue producto del golpe de Estado de abril del 2002 y la revolución que protagonizó el pueblo venezolano para restituir la democracia en el país.

“Fue una consecuencia del golpe del 11 de abril y de la gran revolución cívico militar frente los días 12 y 13 de abril, que fue una gran revolución”, dijo el jefe de Estado al destacar que lo que ocurrió en abril del 2002 fue la gran rebelión cívico-militar que no pudo ocurrir en los años 1989 y 1992.

De igual manera, el máximo líder del proceso revolucionario vaticinó una gran victoria para el proceso de cambio en el venidero proceso comicial. Pero, enfatizó que para alcanzar tal logro es necesario que la maquinaria electoral del Partido Socialista Unido de Venezuela y el resto de las toldas políticas que acompañan la revolución se encuentren afinadas para tal fin.

“Nuestros análisis que no son los más optimistas y por el contrario son muy objetivos, se asemejan a los estudios presentados recientemente por Datanálisis que indican que entre 110 y 120 serán nuestros diputados. Creo que vamos hacia una victoria pero hay que trabajarla todos estos días del mes y un poco más que faltan para las elecciones”, afirmó el también presidente del Psuv.

Rechazo a posturas de Palmer

Por otra parte, el máximo líder de la revolución bolivariana reiteró que resulta imposible para el Gobierno aceptar la designación de Larry Palmer como embajador de Estados Unidos para Venezuela.

“Es imposible que sea aceptado por un gobierno digno, independientemente que sea un gobierno revolucionario, no es aceptado en la diplomacia, en las costumbres, en el derecho internacional que una persona, aún siendo embajador, se pronuncie sobre la situación interna del país donde cumple funciones de la manera como lo hizo el señor (Larry) Palmer”, indicó Chávez.

Destacó que el Gobierno Bolivariano ha fundamentado su negativa para aceptar la designación del citado funcionario como embajador con base a principios internacionales y de la política preventiva.

“Imagínate ese señor (Larry Palmer) aquí, lo más seguro es que tengamos que expulsarlo y sería peor, mejor es prevenir que lamentar, creo que la decisión incluso es favorable para el gobierno de Estados Unidos de ser cierto, como dicen, que quieren mantener las mejores relaciones con América Latina y con Venezuela”, explicó.

Estados Unidos en Colombia

De igual manera, el Presidente Chávez reiteró que Estados Unidos tiene capacidad para provocar cualquier incidente en la frontera colombo-venezolana o en cualquier lugar del territorio nacional, el cual pudiera generar una escalada.

“Ese es un peligro permanente de todas la horas. Yo tengo comunicación directa hasta con los capitanes que están en la frontera”, recalcó.

También, informó que giró instrucciones para que cualquier problema grave que se presente en la frontera se le comunique con urgencia para evaluar, junto con el Alto Mando Militar, las acciones a tomar a los fines de evitar repercusiones lamentables.

Politiquería de contrarrevolucionarios

De igual forma, denunció un manejo politiquero de la inseguridad en el país por parte de sectores contrarrevolucionarios.

El jefe de Estado subrayó que la inseguridad, la delincuencia y la violencia es un problema mundial que afecta considerablemente a Venezuela, aunque el Gobierno Bolivariano no descansa en la aplicación de políticas públicas para combatir ese flagelo.

“Para Nosotros es un tema de todos los días y todas las noches. Pero nadie puede dudar que hay un manejo politiquero y pornográfico del tema de la inseguridad, del crimen y la violencia”, dijo.