Corea del Sur y Estados Unidos inician sus maniobras anuales en clima de tensión
TeleSUR

En las maniobras participarán 56 mil soldados surcoreanos y 30 mil efectivos estadounidenses. Las maniobras se desarrollarán por espacio de 11 días.

En medio de un tenso clima con Corea del Norte, suscitado luego del hundimiento del buque de guerra surcoreano Cheonan en marzo pasado, este lunes los Ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos iniciaron maniobras militares conjuntas anuales.

Ambas naciones realizarán maniobras militares durante once días al sur de la Península de Corea, para lo que cientan con la participación de 56 mil soldados surcoreanos y 30 mil efectivos estadounidenses

Estos entrenamientos han motivado la reacción de alerta de Corra del Norte, que ha anunciado una severa reacción ante cualquier intento para vulnerar su soberanía territorial durante las maniobras, las cuales considera como un ensayo de invasión en su contra.

Las maniobras, llamadas Ulchi Freedom Guardian, se producen poco después de que a finales de julio Estados Unidos y Corea del Sur celebraran cuatro días de maniobras conjuntas a gran escala en el Mar del Este (Mar de Japón).

Aquellos ejercicios fueron concebidos como una muestra de fuerza ante Corea del Norte tras el hundimiento el 26 de marzo de la corbeta surcoreana Cheona”, en el que murieron 46 tripulantes, accidente del que Corea del Sur y Estados Unidos están empecinados a atribuirle a Pyongyang.

Además, Corea del Sur realizó a principios de este mes maniobras en solitario para poner a prueba sus capacidades anti-submarinos en la zona fronteriza del Mar Amarillo (Mar Occidental) donde se hundió el Cheonan.

Corea del Norte respondió a aquellos ejercicios con disparos de artillería, que no causaron daños pero elevaron las protestas de Seúl contra las “provocaciones” norcoreanas.

Las maniobras que comienzan este lunes se realizan anualmente desde 1975 y, según indicó en un comunicado Walter Sharp, el comandante de los alrededor de 28 mil 500 soldados estadounidenses desplegados en Corea, son “una oportunidad para desarrollar cambios organizativos sobre el comando militar”.

Desde el fin de la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio y no con un tratado de paz, Corea del Sur depende para su defensa ante un eventual enfrentamiento armado del mando militar estadounidense.

teleSUR-Efe-Kcna-Yonhap/MFD