La desesperación del narco-paramilitarismo uribiano. Bombas y más bombas
NotiColombia Press

La desesperación es total. Y los lleva a cometer atentados como el de hoy 12 de agosto. Este atentado está enviándole al nuevo gobierno el mensaje de que aún están poderosos, de que aún tienen dinero, de que aún tienen capacidad militar. De que el narco-paramilitarismo aún está vivo. De que aún les llegan los millones de dólares producto del narcotráfico.


Uribhitler durante sus 8 años se convirtió en experto de las trasfugadas, del montaje de ”falsos positivos”, de la comisión de delitos para conseguir sus propósitos, en aprovecharse del poder para su enriquecimiento familiar.

Ahora, al sentirse huérfanos del poder, le envían a Santos un recorderis. Le dicen que son capaces de todo. Que ellos no lo van a dejar gobernar si se aleja de los caminos que le trazaron. Que le van a respirar en la nuca.

Es que deben estar sumamente molestos con Santos porque ha roto con la ”línea” que le trazaron. Te apoyamos si dejas las cosas tal cual están. Nada de cambios. Pareciera que éstos fueron los acuerdos.

Y como JM Santos ha respondido a las presiones de su clase, la oligárquica, y ha recompuesto las relaciones con Venezuela, pues por eso le colocan la bomba en Caracol radio. Para que resuene! Si a ello le sumamos sus deeclaraciones hacia Ecuador. Y además está planteando que todo es posible ”solucionarlo con la palabra”, entonces los enemigos del diálogo están desesperados.

Nada extraño que en el montaje de ésta bomba haya habido manos extranjeras. De las tantas agencias de seguridad imperiales que no quieren y les incomoda, también, que en Colombia se abra una época de diálogos a nivel externo e interno.

Son los conocidos militaristas, guerreristas, que sólo concen la guerra para la solución de todos los problemas de la humanidad. Y como sólo conocen una forma su visión errada del mundo los está sumiendo en una crisis profunda que tarde o temprano hará que exploten o que involucionen como sociedad.

Mas la sociedad colombiana los conoce. Las Fuerzas Militares los conocen. Y no nos amedrentarán. Colombia no se dejará regresar a la época de los bombazos como forma de accionar del Cartel de Medellín, cuyos herederos, los José Obdulio Gaviria y los Uribe Vélez, parece han planteado una nueva guerra. Para ello reconstruyeron sus estructuras narco-paramilitares y las tienen regadas por muchas zonas de Colombia. Usted sabe muy bien, Dr Santos, que el Cartel de Medellín es experto en montar bobmas para amedrentar a la sociedad.

Así se las gastan sus amigos, Dr Santos. Así se la han planteado. Usted sabe en dónde buscar. Los militares también.