Documental Los Guardianes de Chávez es pornografía periodística
Prensa web La Radio del Sur

Respondiendo a una invitación hecha por Carlos Montero, a través de Twitter, el presidente de TeleSur analizó en vivo las mentiras difundidas por el medio de comunicación privado.


Este miércoles el presidente de TeleSur, Andrés Izarra, refutó durante un programa especial transmitido por la cadena CNN en español las acusaciones hechas a través del documental “Los Guardianes de Chávez”, al que calificó como un falso rostro de la situación en Venezuela y más parecido a la pornografía periodística.

“Este documental no tiene otro interés más que buscar un pacto propagandístico amarillista a nivel de comunicación. Es un material que tiene que definirse como pornográfico periodísticamente. Quienes lo produjeron utilizaron un material cuestionable, en cuanto a los recursos que utiliza, para tergiversar y magnificar una situación especial”, señaló Izarra.

Asimismo, lamentó la fase en la que ha caído la cadena CNN y señaló que probablemente la “la nueva gerencia (extrema derecha cubana) que ha asumido las riendas de la cadena” sea el factor fundamental en el cambio de la política editorial.

El presidente de TeleSur destacó que “a la pornografía periodística se le suma la falta de seriedad y ridiculez”, lo que se evidencia cuando se permite que a Venezuela se le compare con México, un país que tiene al ejército en la calle y que vive flagelado por los carteles del narcotráfico que ninguna autoridad de esa nación ha podido controlar.

Roberto Briceño León, miembro del Observatorio Venezolano de Violencia y quien también intervino como panelista en el programa especial de la CNN comparó la inseguridad de Venezuela con la de Colombia, país cuyo índice de represión se refleja en la gran cantidad de fosas comunes que han aparecido y en las que yacen miles de ciudadanos inocentes.

“Nuestro gobierno es humanista, no tratamos de matar al pueblo”

Al ser interpelado por Carlos Montero sobre la situación de los cuerpos policiales en el país, Izarra recordó el trabajo que viene realizando el gobierno nacional a través de la Policía Nacional Bolivariana, ente creado hace poco más de un año y que aún está en fase de despliegue.

“Estamos reestrenando nuevos policías, estamos trabajando a partir de una nueva ética, y estamos probando un sector de Caracas porque no se puede abordar todo el territorio ya que estamos en la fase piloto. La Policía Nacional se extenderá por todo el país una vez que la Universidad de la Seguridad comience a graduar funcionarios”, destacó Izarra.

También recordó que el problema de la inseguridad “no puede deslindarse del conflicto social y en ese aspecto el gobierno ha tenido éxito. Debemos aceptar que falta mucho por andar, pero podemos celebrar que en los últimos años hemos logrado reducir de forma dramática los índices de pobreza. El problema de la inseguridad fue abordado por una comisión instalada por el gobierno y a raíz de un estudio hecho por la Comisión Nacional para la Reforma Policial (Conarepol), es que se toman un serie de medidas estructurales que ya se comenzaron a aplicar, esas soluciones requieren de mucho esfuerzo, de mucha voluntad”.

“La cultura del venezolano desde siempre ha se inclinado por la bebida y ha utilizado el dinero para aparentar”. En Venezuela hay un cambio social importante por hacer y a partir de ahí, sostiene Izarra, es que se acabará con la violencia.

“La primera vez en la historia de este país en la que se está intentando dar una solución estructural al problema social es bajo el gobierno del presidente Chávez. Entre otras cosas hemos creado una policía comunal, porque entendemos que en la solución debemos participar todos. Nuestro gobierno es humanista, no tratamos de matar al pueblo, como lo hizo la oposición en la IV República”, recordó el presidente de Telesur y ex Ministro de Comunicación e Información.

¿Qué se espera de un “análisis” pagado y promocionado por el imperio?

En el documental, producido por un equipo del conocido canal antichavista Televen y promocionado por el grupo Prisa, se trata el supuesto dominio del presidente Chávez sobre los medios de comunicación y sobre eso Montero no preguntó absolutamente nada a Andrés Izarra, quien es periodista de profesión.

En cambio se le sentó junto a un policía y un miembro del Observatorio Venezolano de Violencia, para discutir un tema que pudo haberse dejado para otra entrega.

En el primer análisis del documental “Los Guardianes de Chávez” participó el conductor del espacio junto a Andrés Oppenheimer y otros panelistas, quienes apoyaron las hipótesis del producto televisivo en línea con los ataques internacionales a la revolución bolivariana que lidera el presidente venezolano Hugo Chávez.

El objetivo del documental es evidente: culpabilizar al gobierno de Venezuela de la existencia de factores de violencia, tanto política como social, en el país. Con la versión única de la oposición venezolana, el programa es un ejemplo de periodismo sensacionalista cuyo trabajo de producción y selección de entrevistas fue realizado por un equipo del conocido canal opositor Televen.

El documental, dirigido por Jon Sistiaga y con guión y conducción de David Beriain, viaja a Venezuela con un objetivo premeditado: mostrar la vinculación del gobierno venezolano con la organización vasca ETA y con la guerrilla colombiana de las FARC, siguiendo la línea acusatoria de un auto del Juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco.