Fiscal ecuatoriano solicitó extradición de presidente electo de Colombia
TeleSUR

La Legislación colombiana estableces que el juez que lleva el proceso contra Santos debe entregar el pedido a la Corte Nacional de Justicia del país para que determine si es viable o no la extradición del electo presidente colombiano.

La extradición del presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, acusado de asesinato por ordenar el bombardeo que el Ejército colombiano perpetró en marzo de 2008 sobre Ecuador para eliminar un campamento clandestino de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue solicitada por el fiscal ecuatoriano Carlos Jiménez este martes.

El funcionario recordó que la petición ya había sido realizada, pero que esta vez estaba comunicándosela de manera formal ante el juez que lleva el caso contra Santos en la Corte de Sucumbíos, provincia nororiental de Ecuador.

La corte de esa región ecuatoriana mantiene vigente una orden de prisión contra Santos, quien asumirá la presidencia de Colombia el próximo 7 de agosto, por ser el responsable del asesinato del ciudadano ecuatoriano Franklin Aisalla, cuya muerte se produjo cuando tropas colombianas, luego del bombardeo, se adentraron en territorio de Ecuador para masacrar a los sobrevivientes del campamento de las FARC.

“Ya estaba pedida (la extradición) desde hace tiempo. Se le comunicó al juez”, dijo el fiscal Jiménez, quien actúa como parte acusadora en el juicio contra Santos.

Santos era ministro de Defensa del gobierno del actual presidente de Colombia, Álvaro Uribe, cuando se llevó a cabo la operación militar en la que además se dio muerte al miembro del secretariado de las FARC, Raúl Reyes, junto una veintena de personas que permanecían en el campamento provisional.

De acuerdo a las normas ecuatorianas, el juez que lleva el proceso contra Santos debe entregar el pedido a la Corte Nacional de Justicia del país para que determine si es viable o no la extradición del mandatario electo colombiano.

En la instrucción fiscal “consta (…) el acto administrativo en el cual se le solicita al señor juez que sugiera al señor presidente de la Corte Nacional de Justicia inicie el proceso de extradición”, señaló Jiménez a la televisión local.

El titular de la Corte Nacional, José Troya, dijo el pasado lunes en una entrevista con un diario local que no había ningún pedido oficial respecto a una posible extradición.

Tras la incursión militar en marzo del 2008 , que significó la violación de la soberanía territorial ecuatoriana, Ecuador y Colombia rompieron relaciones diplomáticas.

Ambos países se encuentran en un proceso de restablecimiento de sus vínculos formales y han avanzado con la designación de encargados de negocios para cada nación.

Sin embargo, recientes roces han empañado los avances entre ambas naciones, tal como las denuncias surgidas hace unas semanas atrás, sobre el presunto espionaje por parte del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y a sus colaboradores, a lo cual el mandatario advirtió que volvería a romper relaciones en caso de que se comprobaran.

teleSUR-Ecuavisa-Elcomercio-Reuters-Afp/MFD