Cancillería ratifica llamado a Paraguay para que apruebe adhesión de Venezuela al Mercosur

AVN .- El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, hizo un llamado este martes, durante la 39 Cumbre de Presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur), a todos los sectores políticos y empresariales de Paraguay para que el Congreso de ese país apruebe el ingreso de Venezuela como miembro pleno de este mecanismo de integración.

Tras destacar que “nos sentimos miembros plenos de Mercosur”, Maduro recordó que sólo hace falta la aprobación del poder legislativo paraguayo para que esto suceda, y puntualizó: “Sabemos todos la voluntad del (presidente de Paraguay, Fernando) Lugo”.

Instó a Paraguay a revisar los datos de los últimos años. Desde que Venezuela se convirtió en Estado asociado del Mercosur, en 2004, y luego como Estado miembro pleno, en julio de 2006, la relación comercial entre Venezuela y el mecanismo de integración creció de 2 mil millones de dólares a 28 mil millones de dólares, mientras las inversiones conjuntas pasaron de cero a 100 mil millones de dólares.

Además, resaltó la vinculación de proyectos sociales y políticos.

“Hacemos un llamado fraternal y sincero a todos los sectores políticos y empresariales para que abran su corazón y entendimiento, y vean la Venezuela de hoy, que ha resucitado de la nada”, expresó.

Agregó que Venezuela pasó de ser una colonia o una factoría petrolera a plantearse los grandes temas de desarrollo, luego de la llegada de Hugo Chávez a la Presidencia de la República.

Saludó la reunión en nombre del mandatario venezolano, y excusó su ausencia por razones de salud.

Recordó que Chávez ha estado concentrado atendiendo “una situación compleja para asegurar la estabilidad y la paz del país”.

“Aspiramos a que en los próximos días estas situaciones complejas de amenaza contra la tranquilidad de nuestro país sean superadas”, resaltó.

Añadió que ya la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que la semana pasada abordó el tema en una reunión de cancilleres, atendió la coyuntura “de manera especial, pronta y útil” y canalizó las propuestas de Venezuela.

“Queremos construir la paz justa en Suramérica y superar los conflictos armados. Debe ser una región que en su diversidad siembre la paz para siempre y supere cualquier concesión guerrerista que se quiera imponer sobre el continente”, reiteró Maduro.

El pasado 22 de julio, Bogotá denunció ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la supuesta presencia de miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela. Esta acusación fue el detonante que obligó al Gobierno de Hugo Chávez a romper relaciones diplomáticas con la Casa de Nariño.