Cuba exige a EE.UU. cese de crueles torturas contra antiterrorista Gerardo Hernández
TeleSUR

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Cuba, a través de una declaración, denunció que el gobierno de Estados Unidos mantiene al luchador antiterrorista cubano, Gerardo Hernández, en una celda de castigo, “carente de ventilación, soportando temperaturas superiores a los 35 grados centígrados”, con el objetivo de obstruir la justicia para que no pueda reunirse con sus abogados, en un momento en el que se tramita un habeas corpus que podría beneficiarlo.

El Parlamento de Cuba exigió este domingo a Estados Unidos el cese de la “extrema crueldad” a la que ha sido sometido Gerardo Hernández, uno de los cinco luchadores antiterroristas cubanos prisioneros en el país norteamericano desde 1998, cuyas condiciones de encarcelamiento han empeorado tras ser trasladado a una celda de castigo, pese a encontrarse enfermo.

“En esta acción contra nuestro compatriota intervinieron oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) quienes dejaron claro que Gerardo está confinado por una decisión de esta Agencia”, denunció el ente legislativo cubano mediante una declaración.

El texto fue leído por el jefe de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Cuba, Ricardo Alarcón, al abrir una sesión legislativa, encabezada por el presidente de la nación antillana, Raúl Castro.

“A lo largo del prolongado proceso contra los Cinco las autoridades federales han empleado procedimientos semejantes para impedir su defensa y obstruir la justicia”, sostuvo el texto leído por Alarcón, al explicar que la acción contra Hernández se ejecuta para evitar que se reúna con sus abogados.

Gerardo Hernández fue traslado a una celda de castigo después de que sus abogados presentaron una demanda de habeas corpus.

“En vísperas de cada decisión importante nuestros compañeros fueron aislados en el “hueco” para hacer imposible toda comunicación con sus abogados defensores”, señaló la declaración.

“La historia se repite ahora cuando Gerardo ha presentado una demanda de habeas corpus, último recurso legal que le queda en el sistema norteamericano que lo condenó injustamente y le impuso la bárbara sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión”, añade el texto.

Alarcón ha denunciado en reiteradas ocasiones que Hernández, sin haber sido indisciplinado, está en una celda de castigo muy pequeña, sin ventilación, donde las temperaturas superan los 35 grados centígrados y que sólo tiene un diminuto orificio en lo alto de la pared del lugar.

El Gobierno cubano insiste en que, al mantener al prisionero en las condiciones descritas, dentro del centro de reclusión de Victorville, California (costa suroeste), se está obstruyendo la justicia.

El jefe del Parlamento cubano informó que, aunque no se conocen con exactitud los padecimientos del prisionero porque no le han realizado los análisis correspondientes, ha trascendido que presenta problemas con una bacteria que ha afectado a otros presos de manera grave.

También se presume que a Hérnández se le altera la presión arterial. “Es un hombre joven, acaba de cumplir 45 años, pero se ha pasado 12 en condiciones realmente muy difíciles y tensas”.

Desde el 12 de septiembre de 1998 Fernando González, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y René González están privados de su libertad en Estados Unidos (EE.UU.). Se les acusa de espionaje, sin embargo, la labor que realizaron fue informar sobre acciones terroristas preparadas en Florida contra su país.

A continuación se transcribe el texto íntegro de la Asamblea Nacional (parlamento) de Cuba:

Declaración del Parlamento cubano: Salvemos a Gerardo Hernández
1 Agosto 2010

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR DE CUBA

Desde el miércoles 21 de julio Gerardo Hernández Nordelo está, otra vez, en el “hueco”. En esta ocasión en condiciones particularmente duras que atentan gravemente contra su salud y su integridad física.

Encerrado en una celda de castigo, un espacio mínimo que comparte con otro prisionero, carente de ventilación, soportando temperaturas superiores a los 35 grados centígrados y sin contacto con el mundo exterior.

En esta acción contra nuestro compatriota intervinieron oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI) quienes dejaron claro que Gerardo está confinado por una decisión de esta Agencia.

A lo largo del prolongado proceso contra los Cinco las autoridades federales han empleado procedimientos semejantes para impedir su defensa y obstruir la justicia. En vísperas de cada decisión importante nuestros compañeros fueron aislados en el “hueco” para hacer imposible toda comunicación con sus abogados defensores. La historia se repite ahora cuando Gerardo ha presentado una demanda de habeas corpus, último recurso legal que le queda en el sistema norteamericano que lo condenó injustamente y le impuso la bárbara sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión. Durante los doce años transcurridos desde su arresto las autoridades norteamericanas han prohibido que lo visite su esposa, Adriana Pérez Oconor.

Gerardo mantiene su indomable resistencia, su voluntad irreductible, su optimismo y convicción en la victoria. Es un joven que acaba de cumplir 45 años de edad pero doce años de encierro en condiciones de extrema crueldad han comenzado a quebrantar su salud. Sufre varias dolencias que no son atendidas y causan profunda preocupación.

Gerardo Hernández y su pájaro Cardenal

Alcemos nuestras voces, todas y todos, para salvar a Gerardo, un héroe admirable, un inocente que merece vivir en libertad.

Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba

La Habana, Agosto 1 de 2010.

teleSUR-Cubadebate/ld-MFD