Chile manifiesta optimismo para resolver demanda marítima de Bolivia
TeleSUR

El trabajo de años ”empieza a dar frutos”, afirmó el ministro chileno de Defensa, Jaime Ravinet, en referencia a los avances en las negociaciones entre su país y Bolivia, para que este último sea reivindicado con su salida al mar.
La Paz recibió a mediados de julio el respaldo de 10 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) en su demanda para recuperar el citado territorio marítimo.

El ministro chileno de Defensa, Jaime Ravinet, aseguró este domingo que “es un gran momento” para resolver la demanda de Bolivia de recuperar su acceso mar, que perdió en 1884 tras la Guerra del Pacífico, y destacó los avances en las negociaciones entre ambos países.

“Entendiendo que la agenda (Chile-Bolivia) tiene 13 puntos (en los que se incluye el tema marítimo), creo que es un gran momento para resolverlo. Eso nos proyecta en un ambiente de paz y cooperación, espero, durante muchos siglos”, aseguró Ravinet en una entrevista concedida a un medio de comunicación local.

Con la llegada del presidente Evo Morales al poder en el 2006, Bolivia impulsó el establecimiento de una “hoja de ruta” para atender su aspiración a tener una salida soberana al océano Pacífico.

La petición de Morales fue atendida con la creación de la denominada Agenda de 13 puntos, que incorpora el reclamo de la Paz sobre su acceso al mar, entre otros aspectos concernientes al restablecimiento de las relaciones entre Santiago y La Paz, quebrantadas desde el conflicto bélico.

“Creo que para Chile el cerrar acuerdos con Bolivia es ahora una gran oportunidad, por cuanto el de Morales es el gobierno con más estabilidad y apoyo popular que hemos tenido en Bolivia estos últimos 30 años”, consideró Ravinet.

“Morales da una estabilidad en la negociación que muchas veces era motivo de duda respecto de Chile y sus negociaciones con Bolivia”, insistió el ministro chileno.

Para Ravinet, la resolución de la agenda de 13 puntos “tiene que beneficiar a ambas partes”, en el caso de Chile, se busca que este país tenga “acceso al mercado boliviano, a sus recursos naturales y a su condición de puente con Brasil para estrechar nuestro comercio con ese gigante es una alternativa, una oportunidad enorme”.

Otro de los aspectos que contempla la Agenda de 13 puntos es el de las aguas manantiales del Silala que, nacidas en territorio boliviano, abastecen, sin contraprestación alguna, a ciudades del norte chileno e inclusive al yacimiento cuprífero de Chuquicamata, la mina más grande del planeta y puntual del tesoro público de Chile.

“Espero que en la búsqueda de solución (con Bolivia) el Perú honre sus declaraciones que he leído de la Cancillería, de diplomáticos, en el orden de señalar que ellos no serán un obstáculo para favorecer o permitir la salida de Bolivia al mar”, consideró Ravinet.

La Guerra del Pacífico también conocida como la Guerra del Salitre (1879-1884), fue un conflicto armado en el que estuvieron involucrados Chile, Bolivia y Perú, este último en apoyo a La Paz, por diferencias comerciales en la exportación de salitre boliviano a Chile.

La decisión de Chile de invadir a Bolivia se originó por una medida del gobierno boliviano de la época, de aplicar un gravamen a la exportación del quintal de salitre.

Para llevar a cabo la invasión, Chile alegó que, con la medida, Bolivia violó un tratado bilateral suscrito en 1874, que establecía que los impuestos a este rubro no serían incrementados hasta 1899.

Pese a que Perú se unió a Bolivia, las fuerzas de ambas naciones no pudieron detener el avance de las tropas chilenas, que invadieron las provincias de Tarapacá (Perú) y Antofagasta (Bolivia). Con este avance, Chile se posesionó de costas y de yacimientos de cobre y sal.

Tras finalizar la guerra, Chile y Bolivia firmaron un tratado de paz que definió la actual delimitación territorial que dejó a Bolivia sin acceso al mar.

La Paz negocia en la actualidad un corredor de 10 kilómetros de ancho en la zona fronteriza entre Perú y Chile, que le permita dar un impulso a sus actividades comerciales por la vía marítima.

A mediados de junio de este año, Bolivia recibió el respaldo de 10 países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la pasada cumbre celebrada en Perú, en su demanda para recuperar su salida al mar.

teleSUR-LaTercera-Efe/ld-MFD