José Vicente Rangel: Venezuela recuperó ejercicio soberano ante pretensiones imperiales de subordinación
Correo del Orinoco

Señaló el periodista que EEUU debe aceptar, y además acostumbrarse, a que la relación con Venezuela tiene que ser de iguales, en un plano de absoluto respeto, porque, de lo contrario, será fatalmente difícil un diálogo.

La relación que pretende tener el Gobierno de Washington con Venezuela, de subordinación, como ocurría en el pasado y como sigue ocurriendo con otros países de América Latina, afortunadamente concluyó, ya que el Estado venezolano recuperó el ejercicio soberano de su política, tanto la interna, como la exterior, señaló el periodista José Vicente Rangel.

El señalamiento lo hizo al inicio de su programa dominical José Vicente Hoy, transmitido por Televen, en referencia a la tónica declarativa que siguen manteniendo funcionarios del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) sobre Venezuela, de manera tendenciosa.

Rangel citó casos como Arturo Valenzuela, subsecretario de Estado para América Latina, personaje de confianza de la secretaria de Estado, Hillary Clinto, “quien, por cierto, tenía antes de asumir el cargo una posición más comprensiva sobre lo que ocurre en Venezuela”.

El periodista señaló que a esa actitud hostil a la que sumó el embajador estadounidense en Venezuela, Patrick Duddy, momentos antes de culminar su misión en territorio venezolano, representante diplomático que, a juicio de Rangel, optó por sumarse a las interpretaciones inexactas sobre lo que ocurre en una relación entre Venezuela y Estados Unidos.

Indicó que la tónica declarativa consiste en afirmar que el caso más complicado para EEUU en la región latinoamericana es Venezuela y que es muy difícil dialogar con el presidente, Hugo Chávez Frías.

Para Rangel, EEUU debe aceptar, y además acostumbrarse, a que la relación con Venezuela tiene que ser de iguales, en un plano de absoluto respeto, porque, de lo contrario, será fatalmente difícil un diálogo, “y, yo agrego, no por Venezuela, sino por la concepción que ha mantenido, y que mantiene, la Casa Blanca de que Latinoamérica es un patio trasero, una concepción obsoleta que caducó, además la tendencia en la región es que cada día encuentre mayor resistencia”.

Sobre la supuesta negativa de Hugo Chávez Frías de dialogar, Rangel fue enfático al recalcar que esto es falso.

“Hubo una buena etapa, durante la presidencia de Bill Clinton, en la que se dialogó, con dificultades, pero se dio un diálogo, al fin y al cabo, situación que cambió con la llegada a la presidencia de Estados Unidos de George Bush, quien no ocultó su propósito de acabar con el proceso bolivariano y participó activamente en el golpe de Estado de abril de 2002, contra el Gobierno constitucional de Hugo Chávez Frías y el sabotaje contra la industria petrolera nacional, entre 2002 y principios de 2003”, recordó.

Se puede decir que entre 2002 y 2003, esa situación entró en etapa de caos, entonces, Rangel se preguntaba: “¿Se puede dialogar en una situación de esa naturaleza, o con la amenaza constante, con campañas desestabilizadoras permanentes y la utilización de los más bajos recursos mediáticos para descalificar a un país o a un Gobierno””.

Según el periodista, dialogar en esas condiciones sería una indignidad; “Si otros lo aceptan, allá ellos, pero la Venezuela de hoy no acepta esto, definitivamente”.

Refirió que el jefe de Estado venezolano ha reiterado que su Gobierno está dispuesto a discutir cualquier tema o asunto con el Gobierno estadounidense, siempre y cuando se haga en un plano de igualdad y de respeto, como única condición: trato igual y respetuoso de la soberanía.

“¿Será posible que esto lo entienda un presidente como Barack Obama, que está sujeto, en su país, a las presiones de parte de los grupos de poder de la derecha estadounidense, que son los mismos que satanizan a Chávez y conspiran abiertamente contra el proceso bolivariano”, se preguntó Rangel, quien finalmente consideró que la respuesta debe darla la potencia del Norte.

Fuente/Programa José Vicente Hoy, AVN