EE.UU. niega secuestro de científico iraní y afirma que es libre de irse del país
TeleSUR

El vocero de la Casa Blanca P.J. Crowley, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, manifestaron que el científico nuclear iraní Shahram Amirí, nunca fue secuestrado y era libre de dejar el territorio cuando quisiera, sin embargo el Estado iraní tiene otraa versión sobre los hechos, y reitera que Amiri fue capturado en la Meca y sometido a tortura y presión psicológica por parte de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés).

El Gobierno estadounidense negó este martes que haya mantenido secuestrado al científico nuclear iraní, Shahram Amirí, y afirmó que era libre de salir del país luego de que Irán denunciara que fue capturado y torturado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) desde hace un año.

«El señor Amiri permanecía en los EE.UU. por su propio gusto y es libre para irse. De hecho, estaba previsto a que viajara a Irán ayer, pero no pudo hacer todos los arreglos necesarios para llegar a Irán a través de un tercer país», expresó el vocero de la Casa Blanca, P.J. Crowley.

Por su lado, la secretaria de estado estadounidense, Hillary Clinton apoyó las declaraciones de Crowley e indicó que el científico podía abandonar el país cuando el quisiera.

«Tiene la libertad para irse, así como tuvo la libertad para venir. Irse o quedarse, esa es una decisión que sólo él puede tomar», dijo.

Amiri desapareció en junio de 2009 durante un viaje de peregrinación a la Meca, en Arabia Saudita (oeste).

Luego de casi un año de especulaciones sobre su ubicación, el científico iraní apareció este martes en calidad de refugiado en la embajada de Pakistán en Washington, en donde también pidió ayuda para retornar a su país.

En un video transmitido por la televisión iraní, Amiri sostuvo que fue apresado en una operación conjunta entre Estados Unidos y Arabia Saudita, le inyectaron una sustancia para sedarlo que lo dejó inconsciente por varios días durante los cuales fue trasladado a EE.UU.

Amiri también explicó durante una entrevista vía telefónica ofrecida a la radio iraní estatal que el Gobierno de EE.UU. planeaba regresarlo a Irán secretamente para esconder el secuestro y agregó que fue sometido a tortura psicológica y que era constantemente vigilado por agentes armados.

Adicionalmente, la inteligencia del país árabe obtuvo un mensaje de audio de Amiri en el cual sostenía que la cadena de noticias estadounidense CNN le ofreció 10 millones de dólares por presentarse en la planta de televisión y anunciar que había decidido viajar por su cuenta a Estados Unidos.

Varios expertos en el tema convocados por la agencia de noticias cubana, Prensa Latina, consideraron que los estadounidenses determinaron liberar al científico luego de que fracasaran en su campaña contra el programa nuclear iraní mediante entrevistas comprometedoras con Amiri.

Algunas semanas atrás, la cancillería iraní citó a a representantes diplomáticos suizos, que representan los intereses de Estados Unidos en Teherán, para entregarles nuevas evidencias sobre la vinculación de la CIA en el secuestro de Amiri.

«Esperamos que el Gobierno estadounidense (…) anuncie lo más rápidamente posible los resultados de su investigación sobre este ciudadano iraní», sostuvo el Gobierno de Teherán

Un especialista de temas iraníes de un medio de comunicación británico, Jon Leyne, indicó que lo sostenido por Irán era más creíble que lo afirmado por los estadounidenses.

»Aquellos inclinados a darle a EE.UU. el beneficio de la duda pueden señalar la posibilidad de que los iraníes hayan persuadido, chantajeado o incluso secuestrado al Sr. Amiri para que regrese», apuntó Leyne.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Manuchehr Mottaki, expresó que el Gobierno de su país esperaba el regreso de Amiri «sin ningún obstáculo».

Irán y Estados Unidos rompieron relaciones diplomáticas luego de que la nación del Medio Oriente se declarara República Islámica en 1979.

El Gobierno de EE.UU ha impulsado a través del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), varias sanciones por los programas nucleares con fines pacíficos que lleva a cabo la nación islámica.

Estados Unidos maneja sus asuntos diplomáticos en Teherán por medio de la embajada Suiza mientras que Irán atiende sus intereses en EE.UU. a través de la sede diplomática de Pakistán en la nación del norte.

teleSUR – Bbc.co – Avn /jl – MM