Buque libio con ayuda retoma la marcha y se encuentra a tres horas de Gaza
TeleSUR

Están decididos los tripulantes a que la nave llegue a Gaza, región palestina que sufre de un bloqueo económico y territorial por parte de Israel que limita el acceso a cualquier tipo de insumos para su población.

El buque libio que intenta llevar ayuda humanitaria a la Franja de Gaza reinició su marcha hacia la región palestina, luego de estar detenido por horas en alta mar debido a una avería y al cerco de la marina israelí que no deja de amenazar a la tripulación con un ataque si no desisten en su objetivo.

De acuerdo con Yusef Sawan, director ejecutivo de la Fundación Kadhafi, dueña de la nave el carguero retomó su ruta tras una «avería que se presentó, pero con dificultades. Unos navíos militares israelíes intentan cortarle el paso y desviarlo lejos de las costas de Gaza».

Informó que la nave se encuentra «a tres horas de Gaza» y que el Ejército le ha dado a la tripulación dos opciones: «dar media vuelta o dirigirnos hacia el puerto (egipcio) de Al Arich. Si no, amenazan con recurrir a la fuerza y con escoltar el barco hacia el puerto israelí de Ashdod».

La embarcación de activistas liderados por Seif Al Islamel, hijo del presidente libio Muammar Kadhafi, están decididos a que la nave llegue a Gaza, región palestina que sufre de un bloqueo económico y territorial por parte de Israel que limita el acceso a cualquier tipo de insumos para su población.

Israel envió cuatro embarcaciones con misiles a seguir al barco, y dijo que hasta la mañana del miércoles permanecía a unos 130 kilómetros (80 millas) del territorio palestino.

El país insiste en que el barco no debe intentar llegar a Gaza, lo que mantenía vigente la posibilidad de un ataque en alta mar, tal como el ocurrido en mayo, cuando un grupo de militares élite asesinaron a nueve activistas turcos tras asaltar la embarcación que formaba parte de la Flotilla de la Libertad.

Seif Al Islam anunció más temprano, a través de un comunicado, que «el barco sigue empeñado en llegar a Gaza», pese a «la negativa israelí de dejarnos atracar en Gaza y de las amenazas de recurrir a la fuerza».

Por su parte, el director ejecutivo de la Fundación Caritativa y de Desarrollo Internacional Kadhafi, Yusef Sawan, desmintió un anuncio que afirmaba que la embarcación iría a Al Arich, puerto de Egipto, para hacer entrega de la carga humanitaria y pasarla por la frontera que ese país comparte con Gaza.

«El carguero no se dirige hacia el puerto de Al Arich. Mantiene el rumbo hacia Gaza», manifestó Sawan, quien afirmó que las comunicaciones «con el navío están interferidas».

El director ejecutivo de la Fundación libia indicó además que el barco recibió un ultimátum para abandonar la zona, la noche de este martes. No obstante, militares israelíes aseguran que el capitán del buque ha accedido a las peticiones, de dirigirse a Egipto.

Una vez que llegue a Egipto, la ayuda humanitaria se desplazaría por carretera hasta la franja. «Aún así, estamos preparados para cualquier escenario», indican fuentes militares israelíes.

El pasado sábado zarpó Esperanza desde el puerto griego Lavrio hasta Egipto.

El barco, de bandera moldava y llamado originalmente Amalthea, está cargado con 2 mil toneladas de ayuda humanitaria bajo forma de alimentos y medicamentos» para los palestinos, según informó la fundación.

Desde junio de 2007 Israel impuso un bloqueo a la franja de Gaza, en donde habitan casi dos millones de personas.

Tel Aviv no permite el tránsito de personas entre Gaza e Israel, ni las transferencias de dinero con destino a ese territorio, y desde allí al exterior. El bloqueo de las fuerzas israelíes es tanto por tierra como por mar.

Los palestinos que viven en la Franja no cuentan con hospitales ni escuelas, puesto que quedaron derribadas o en muy mal estado por los ataques de las fuerzas de Israel en la operación Plomo Fundido de 2008 que dejó más de 1400 muertos, en su mayoría mujeres y niños.

teleSUR-AP/PR