¿Qué le ocurrió a McChrystal?
Por: Reinaldo Taladrid Herrero

Esta Esquina se hizo el miércoles 23 de junio el mismo día que era destituido el General Stanley A. McChrystal, Jefe de las Tropas de ocupación en Afganistán. Luego de poner varios reportajes de cadenas de televisión sobre el hecho en cuestión, que tenía hablando a todo el mundo político y periodístico de los EE: UU., me preguntaron cual era mi opinión de lo que estaba ocurriendo y me arriesgue.

Aquí va un resumen de lo que dije aquel miércoles:

Me preguntan en el mismo día en que están ocurriendo los hechos mi opinión de lo que ha pasado con el General Stanley A. McChrystal, Jefe de la Tropas de Ocupación de los EE.UU. en Afganistán.

Lo primero es que esta es siempre la parte más difícil del periodismo, opinar, analizar, no limitarse a dar información y al mismo tiempo en que están ocurriendo los acontecimientos, pero como siempre me han gustado los retos me arriesgare.

Empecemos porque considero que nada de lo ocurrido es casualidad, ni un descuido, ni habilidad periodística de la Revista Rolling Stone.

Para llegar a entrevistar a un General de este rango hay que pasar por varios canales y niveles de aprobación, usted no llega no más y le dice, General quisiera que me respondiera este largo cuestionario.

Por tanto el General como el resto de los miembros de su equipo personal, que puso a hablar estaban conscientes y bien claros en lo que estaban haciendo y sobre todo en lo que dijeron.

Otro aspecto es que dentro del Imperio están bien claras las reglas de juego de lo que pueden o no hacer los militares, no solo la ya violada Acta Posse Comitatus, aprobada después del fin de la Guerra Civil, que prohíbe a las tropas del ejercito de los EE.UU. actuar dentro de territorio norteamericano, sino que los militares no pueden ni opinar ni pronunciarse sobre la vida política del país mientras estén en activo.

Entonces no puede ser un error temporal o un lapsus mental que el General dijera cosas como que Obama estaba perdido, que no sabia dirigir, que el Asesor de Seguridad Nacional es un payaso y que uno de sus ayudantes que hablo en la entrevista se burlara del Vicepresidente jugando con el apellido y diciéndole en vez de Joe Biden, Joe BiteMe o sea Joe me muerde.

NO, aquí no hay nada casual, ni hay ningún error de juicio ni lapsus mental.

El General dijo lo que dijo de manera totalmente consciente para que Obama se viera obligado a botarlo del cargo.

Y por que querría un General como Stanley A. McChrystal que Obama lo destituyera.

Recuérdese que cuando este mismo General propuso que o se enviaban 40 000 hombres mas a Afganistán o se perdía la guerra allí, Obama después de muchas consultas y análisis, decidió aceptar el incremento pero poniéndole una fecha de salida de las tropas de Afganistán que es en el 2011.

McChrystal sabe que lo que ellos llaman la guerra o su estrategia contrainsurgente, esta estancada y que en el 2011 no podrá declarar que han vencido y exterminado al Talibán o la Resistencia a la ocupación.

También sabe que sus tropas ni controlan las aldeas que anuncian que toman tras “cruentas” batallas.

Sabe que el Talibán no se ha desbandado.

Sabe que tanto la corrupción como la industria de la droga se incrementan a niveles nunca vistos en Afganistán

Sabe que los señores de la guerra son los verdaderos dueños de sus territorios no Karzai y su gobierno de Kabul.

Por tanto sabe que cuando llegue el plazo del 2011, no podrá organizar una ceremonia de victoria e iniciar el retiro triunfal de las tropas norteamericanas a casa.

Y sabe que el seria la cabeza de turco ideal para culpar de este fracaso.

Por tanto hago que me destituyan y no me podrán culpar del fracaso.

Pero además y como objetivos colaterales.

Se va atacando a Obama y su equipo como no lo han hecho muchos de manera pública.

Esto le hace seguir siendo fiel a sus orígenes políticos pues el General McChrystal esta vinculado a los grupos de poder de la anterior Administración.

No se olvide que el era el Jefe del llamado Comando Conjunto de Operaciones Especiales, que en su Base en el Estado de la Florida, reunía a comandos de las tres fuerzas especiales del Ejercito Norteamericano, los Boinas Verdes, los SEALS y los Rangers y que se dedicaban a organizar comandos especiales que salían en giras de asesinatos de 2 a 3 meses alrededor del mundo, luego que la oficina del Vicepresidente Chenney le aprobara las nombres de las listas de las personas a asesinar.

Esta destitución no le afectará en nada.

Además de su alto retiro militar, decenas de Grandes Corporaciones del Complejo Militar Industrial con gusto lo harán miembro de sus Juntas Directivas.

O cualquiera de las empresas de Mercenarios o de “Contratista Militares”, tipo Blackwater, como se les conoce, lo harán su Presidente.

Pero tampoco descarto que, aunque en los próximos meses McChrystal guarde silencio público y político, que dado que se va después de haber ofendido a Obama y su Vicepresidente.

O sea que se va como un héroe político para todo el sector de extrema derecha del Partido Republicano, que simpatiza con lo que dijo e hizo, se le prepare y lance como un candidato republicano al Senado por algún Estado de mayoría republicana.

En fin es solo mi opinión en relación a hechos que están ocurriendo en estos mismos momentos.

Lo importante es que los lectores opinen y por tanto, como siempre, ustedes tienen la palabra.