El emplazamiento de misiles Patriot en Polonia debilita la confianza y seguridad en parte de Europa

Moscú, 26 de mayo, RIA Novosti. El ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia declaró hoy que emplazamiento de sistemas de misiles Patriot estadounidenses en Polonia debilita la confianza y seguridad en una zona importante de Europa.

«Expresamos nuestra incomprensión a la lógica de EEUU y Polonia en este sentido. Preguntamos a los estadounidenses y a los polacos las razones de ese paso, y hasta el momento, no hemos recibido respuestas concretas y fundamentadas», dice un comunicado de la cancillería rusa difundido a la prensa.

Según acuerdos bilaterales esta semana en Polonia comenzó a operar una base militar de EEUU en el norte del país, a 100 kilómetros de la frontera con el enclave ruso de Kaliningrado, que será permanente a partir de 2012.

En esa base se emplazarán misiles de defensa antiaérea Patriot y posteriormente, misiles SM-3 (Standart Missile) para la destrucción de misiles balísticos lanzados por adversarios potenciales.

La cancillería rusa subrayó que Moscú expuso argumentos sobre la conveniencia de emplazar los misiles Patriot en zonas lo más apartadas posible a la frontera entre Polonia y Rusia, «desafortunadamente, nuestros argumentos no fueron atendidos por los estadounidenses y tampoco por los polacos», indica el comunicado.

La creación de la base estadounidense forma parte del tratado SOFA firmado por representantes de ambos países en Varsovia, en diciembre de 2009, y que regula la permanencia de tropas de EEUU en el territorio polaco.