Provincias españolas protagonizan protestas en rechazo a medidas económicas
TeleSUR

”No a los recortes salariales ni sociales”, fue la frase de reclamo de los manifestantes, quienes condenaron que el Gobierno resuelva los problemas económicos de la nación con medidas que afectan a la sociedad. Los sindicatos de Barcelona realizaron un llamado a huelga del sector público para reclamar lo que consideran un ataque a los derechos sociales

En Madrid, Castilla y León, Cataluña y Andalucía, centenares de personas salieron este jueves a protestar en rechazo a las medidas económicas aprobadas por el Gobierno de España, que incluyen una reducción del salario de funcionarios públicos, entre otras normas que, según los manifestantes, son un “ataque a los derechos sociales”.

Mientras las marchas se desarrollaban en ciudades de toda España, se efectuó un Consejo extraordinario de Ministros en Madrid, en el que se aprobó un decreto que respalda la aplicación de un paquete de ajuste económico ya anunciado el Gobierno el pasado 12 de mayo.

Una de las medidas más rechazadas por el colectivo fue el recorte salarial del 8 al 15 por ciento para los altos cargos, y del 0,56 al 7 por ciento para funcionarios públicos.

Tal determinación fue tomada por los manifestantes como una desvalorización por parte del Gobierno, del trabajo de los funcionarios.

“No a los recortes salariales ni sociales”, “que la crisis la paguen los culpables” eran algunas de las consignas que vociferaban centenares de manifestantes en Madrid, quienes además calificaron el paquete de medidas económicas como “injusto y antisocial”.

Una enfermera de la comunidad de Madrid denunciaba a la prensa que “en la historia ningún gobierno nos había bajado los sueldos, ahora vuelvo al sueldo del año 2006, me han quitado casi un 17 por ciento”

En tanto, en Barcelona, Cataluña (noreste) más de un millar de funcionarios lanzaron huevos contra la sede de la Subdelegación del Gobierno.

Además, los manifestantes abrieron la convocatoria a una huelga general del sector público para el próximo el 8 de junio con el objetivo de reclamar lo que consideran un “ataque a los derechos sociales”.

En Castilla y León (norte) se concentraron cerca de cinco mil personas, según fuentes policiales, frente a todas las subdelegaciones del Gobierno.

Voceros de las manifestaciones en Castilla y León reclamaron que los perjudicados con el ajuste económico son “los funcionarios que cuidan a los enfermos en los hospitales, a los más mayores, y los que educan a los niños en los colegios”.

También en Sevilla, Andalucía, (sur), bajo el lema “Por la calidad de los servicios públicos”, se concentraron miles de personas y en la ciudad de Santander (norte), capital de la provincia con el mismo nombre, cientos de funcionarios cortaron la principal arteria urbana de la urbe.

Los manifestantes de Santander denunciaron que las medidas del Gobierno caen en lo “discriminatorio”, no tienen garantías de “ecuanimidad” y vulneran el derecho a la negociación colectiva, además del derecho individual consolidado a un determinado salario.

Medidas económicas aprobadas por el Gobierno español

Este miércoles, mediante un Consejo extraordinario de Ministros celebrado en Madrid se aprobó el real decreto ley que permite la aplicación de las medidas de ajuste económico anunciadas en el Congreso de los Diputados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero el pasado 12 de mayo.

Dentro del ajuste, el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, busca una reducción adicional de 1,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del déficit público en 2011.

Además, el paquete contempla una ahorro en el gasto público de 5 mil 250 millones de euros adicionales en 2010 y otros 10 mil millones en 2011.

Para lograr las metas antes mencionadas, el Gobierno aplicará una reducción a los salarios públicos, que oscilará según el cargo, entre un 15 por ciento y un 0,56 por ciento.

También se ejecutará la suspensión de la revalorización de las pensiones en 2011 y del régimen transitorio de la jubilación parcial.

El Gobierno de Zapatero, para cumplir con el ajuste económico también eliminará la retroactividad en prestaciones por dependencia y el programa social cheque-bebé, basado en otorgar una deducción de 2 mil 500 euros por nacimiento y adopción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El llamado cheque bebé ha beneficiado hasta ahora a 1,5 millones de familias desde su entrada en vigor.

El sector salud también se tomó en cuenta para alcanzar el ajuste económico, pues el Ejecutivo, recortará el gasto farmacéutico a través del descuento del 7,5 por ciento del dinero que destina al Sistema Nacional de Salud.

El Consejo de Ministros para enfrentar la crisis optó además por aprobar una no disponibilidad de créditos por valor de 2 mil 425 millones de euros dentro de los Presupuestos Generales del Estado de 2010.

Las medidas adoptadas este jueves por el Gobierno “no han sido una decisión fácil de tomar”, reconoció la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, al anunciar los ajustes económicos.

teleSUR – Efe – Elpaís / ld – FC