Insistencia inútil
Por: Lillian Lechuga

No es gratuito el hecho de que los mismos figurones vendidos a Washington que promovieron en días pasados un ridículo manifiesto anti-cubano so pretexto de una supuesta violación del gobierno de La Habana de los derechos humanos de sus ciudadanos, sean los que calzaron al fascista José María Aznar, aun antes de que este asumiera la presidencia del gobierno español en 1996 en su empeño promover -lo que al final logró- la llamada “Posición común sobre Cuba” en la Unión Europea.

No es gratuito que salgan justamente ahora a unirse a la gigantesca campaña mediática contra Cuba cuando se efectúa este martes la cumbre Unión Europea- Latinoamérica y el Caribe, donde entre otros temas a tratar, esta pandilla teme que en este cónclave se pueda romper esa actitud negativa hacia la Isla que tiene sus orígenes en la política contra Cuba diseñada por Aznar a petición del Departamento de Estado norteamericano que a la sazón estaba bajo la égida del George Bush ya que el Partido Popular estuvo en el poder desde 1996 hasta 2003.

Los “personajes” detrás de todo este empeño inútil de destruir a la Revolución Cubana no se dan por vencidos pese a que todas sus ilusiones se han convertido y se seguirán convirtiendo en desengaños. El intento de desacreditar a Cuba en esta ocasión está promovido por el escritor peruano Mario Vargas Llosa, furibundo enemigo de La Habana quien se frustró en sus intentos por llegar a la presidencia de su país. Otro de los promotores es el tristemente célebre servidor del imperialismo y agente de la CIA, Carlos Alberto Montaner. Por supuesto no hay que ser muy perspicaz para adivinar que en este aquelarre están metidos también Aznar, su FAES -Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales- y en general la mafia terrorista de Miami.

El contubernio entre estos delincuentes políticos se remonta a 1995 cuando fue precisamente la FAES -que impulsa ahora a Vargas Llosa y sus a lateres- la que editó el libro de Montaner contra la Isla, titulado Cuba hoy. En aquel lanzamiento estaban, por supuesto, Aznar y Vargas Llosa. Y fue allí donde el candidato del Partido Popular anunció que si su partido llegaba al gobierno se distanciaría de cualquier proyecto que ayudase al régimen cubano a mantenerse y que apoyaría con el mayor énfasis a todos aquellos que ayudasen a “promover el respeto a los derechos humanos y las libertades en Cuba”.

Qué poca vergüenza tiene el remedo de Hitler quien fue capaz entre muchas otras acciones criminales la de aliarse a Bush en el ataque a Irak, y mentir al pueblo español sobre los responsables del ataque del atentado terrorista que costó la vida a casi doscientos españoles tres días antes de las elecciones generales del 11 de marzo del 2004 atribuyéndoselo a ETA, cuando en realidad la autoría era de Al-Qaeda. Cuando se descubrió el embuste de Aznar, el PP que se vio superado en las urnas por el PSOE pues muchos ciudadanos cambiaron su voto.

De la negra hoja de “servicios” de este “caballerito insolente” como lo llamó Fidel. Baste decir que los elementos más reaccionarios de Miami apoyaron económicamente su campaña electoral en España.

Estos elementos temen que en esta reunión cumbre se tome el acuerdo que propone el gobierno de Madrid de modificar la llamada” posición común” para que fluyan mejor las relaciones entre el Viejo Continente y La Habana.

No aprenden que sea cual sea la decisión que tomen en éste o cualquier otro cónclave con respecto a Cuba, no podrán desviar el camino de la Revolución que hará siempre lo que mejor convenga a su pueblo.

Todos los esfuerzos del aquelarre ant-icubano serán una vez más inútiles. Fidel dijo en una ocasión que Europa nada tiene que perdonar a Cuba.

Estas cumbres de América Latina, el Caribe y la Unión Europea comenzaron en Rio de Janeiro, Brasil en 1999 y se realizan cada tres años en distintos países de Latinoamérica y el Viejo Continente.