Denegada la entrada a Noam Chomsky en Israel y Cisjordania
Por: Amira Hass
Haaretz

Traducido del inglés por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.

El Ministerio del Interior busca la aprobación del ejército para permitir al profesor estadounidense entrar sólo en Cisjordania; los grupos de derechos humanos declaran que es «una decisión característica de un régimen totalitario».

Al profesor Noam Chomsky, lingüista y activista de izquierdas estadounidense, le fue denegada la entrada a Israel y Cisjordania el domingo.

Inicialmente no se dio ninguna razón para la decisión, pero el Ministerio del Interior dijo más tarde que los funcionarios de inmigración del puesto fronterizo de Jordania del Puente Allenby habían malinterpretado las intenciones de Chomsky pensando en un principio que también pensaba visitar Israel.

Chomsky, que está efectuando una gira de conferencias por la región, tenía programada una conferencia en la Universidad Bir Zeit de Cisjordania el lunes.

La portavoz del Ministerio del Interior, Sabine Haddad, dijo que ahora los funcionarios estaban intentando lograr que las fuerzas del ejército israelí que controlan el acceso a Cisjordania permitan a Chomsky entrar en ese territorio.

«Estamos tratando de contactar con el ejército para aclarar las cosas, y si no tienen objeción no vemos razones por las que no se le permita entrar», declaró Hadad.

Chomsky dijo que los inspectores habían estampado las palabras «entrada denegada» en su pasaporte cuando trataba de cruzar desde Jordania por el Puente Allenby.

Cuando Chomsky preguntó a un inspector israelí por qué no había recibido permiso le dijeron que le enviarían una explicación por escrito a la embajada estadounidense. «Al parecer no les gustó el hecho de que fuese a dar una conferencia en una universidad palestina y no en Israel», dijo Chomsky a Reuters por teléfono desde Ammán.

Chomsky llegó al Puente Allenby Bridge hacia la 1:30 de la tarde y le llevaron para interrogarle hasta que le soltaron a las 16:30.

En una entrevista telefónica con el canal 10, Chomsky explicó que los interrogadores le dijeron que había escrito cosas que al gobierno israelí no le gustaban. «Le sugerí [al interrogador] que intentase hallar algún gobierno en el mundo al que le guste algo de lo que digo», respondió.

Chomsky es profesor en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y está considerado entre los principales académicos del mundo. Se identifica con la izquierda radical y a menudo es crítico tanto con las políticas israelíes como con las estadounidenses.

Chomsky dijo que visitó por última vez Israel y Cisjordania en 1997 cuando dio una conferencia en la Universidad Ben-Gurion y también en Bir Zeit. Dijo que todas sus visitas anteriores a Cisjordania habían formado parte de sus viajes a Israel.

Su anfitrión palestino, el legislador Mustafá al-Barghouti, calificó la decisión como «una acción fascista añadida a la supresión de la libertad de expresión».

La Asociación para los Derechos Civiles en Israel vapuleó al Ministerio del Interior por «usar la detención y la deportación para impedir a un hombre expresar su opinión», calificando esto de «característica de un régimen totalitario».

«Un estado democrático donde la libertad de expresión es un principio guía no se cierra a las críticas o a las ideas que no le son confortables y no rechaza la entrada de invitados solamente porque no acepte sus opiniones. Al contrario, trata sobre estas opiniones a través de la discusión pública», dijo la ACRI en una declaración.

El parlamentario del Kadima Otniel Schneller, por su parte, alabó la maniobra. «Ha estado bien que Israel no permitiera entrar a uno de sus acusadores en su territorio», dijo Schneller, «le recomiendo [a Chomsky] que lo intente por uno de los túneles que conectan Gaza y Egipto».

Fuente: http://www.haaretz.com/news/national/noam-chomsky-denied-entry-into-israel-and-west-bank-1.290701