Uribe suscribirá TLC con la UE pese al rechazo del sector agrícola colombiano
TeleSUR

A tres meses de culminar su mandato, el Ejecutivo colombiano considera el TLC como una alternativa para generar empleo en su país y asegura que no se debe temer a los mercados. Mientras tanto, ganaderos y productores lácteos se mantienen en contra de la entrada en vigor del acuerdo por considerarlo como el destino al fracaso de esos sectores.

El presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, suscribirá el Tratado de Libre Comercio (TLC) el próximo miércoles con la Unión Europea (UE), en la Cumbre que sesionará en Madrid, pese a las críticas de trabajadores del sector agrícola y pecuario de esa nación que exigen respeto para sus mercados.

Así lo manifestó este sábado el Ejecutivo en la presentación de un informe de gestión, en el que anunció que firmaría junto al bloque europeo una declaración complementaria al TLC para aplicar una supuesta protección a los ganaderos y productores lácteos de su país.

“El acuerdo es a todas luces conveniente”, dijo Uribe, quien lo suscribirá junto a su homólogo peruano, Alan García, en Madrid tras la celebración de la Cumbre.

El TLC se firmará pese a las rechazo del sector ganadero, que sostiene que el acuerdo con la UE generaría un impacto negativo en la producción, pues estaría limitado para competir con los recursos que ofrece el bloque europeo en cuanto al agro.

Sin embargo, Uribe, cuya gestión terminará el 7 de agosto luego de ocho años en el poder, recomendó a sus detractores “no tenerle miedo a los mercados, sino a las aperturas unilaterales”.

Prometió que para el lunes anunciaría una resolución que establece el apoyo para unas 400 mil familias que viven de la producción de leche en esa nación latinoamericana y que rechazan un pacto con el TLC y la UE por considerar que los conducirá a la ruina.

El jefe de Estado colombiano expresó que su país “no puede depender de un solo mercado”, pues asegura que la producción nacional no debe esperar a que otros países lleguen a comprar sus artículos.

En este sentido, Uribe cuestionó a los colombianos si “prefieren que la UE se comprometa de manera bilateral a abrirnos su mercado o que sigamos en esta condición de minusválidos en que nosotros abrimos la economía y dependemos de que ellos tengan un acto de caridad de darnos una preferencia comercial unilateral”.

El presidente andino defiende el TLC, pues lo ve como una posibilidad para crear más puestos de trabajo en su país, razón por la cual reiteró la firma del acuerdo comercial con la UE en Madrid.

En contraste, el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie llamó a los demás sectores productivos a unirse en una sola voz para exigir ante el Gobierno colombiano el cese de la firma del acuerdo comercial que se firmaría en España la próxima semana.

“Yo convoco a la industria, al sector bananero, al azucarero, que haya una gran concertación y que haya una especie de solidaridad transversal con cientos de miles de familias ganaderas que indudablemente correrán con la peor parte”, aseguró Lafaurie.

Luego de nueve debates de negociaciones, el TLC será sellado finalmente por el Consejo Europeo, toda vez que culmine el análisis legal del escrito para luego ser ratificado por el Parlamento Europeo.

No obstante, la firma del acuerdo comercial encontró adversarios con la presencia de dirigentes civiles de Derechos Humanos quienes se oponen al tratado, que deberá ser aprobado además por los 27 países que integran el bloque europeo.

En esta misma línea, los candidatos a la silla presidencial en la Casa de Nariño, Gustavo Petro (Polo Democrático Alternativo) y Rafael Pardo (Partido Liberal), se han inclinado por no apoyar la suscripción de Colombia y de Perú al TLC. En tanto, los aspirantes Antanas Mockus (Partido Verde) y el oficialista Juan Manuel Santos, manifestaron su apoyo al acuerdo comercial.

teleSUR – Afp – Efe – Caracol Radio / dg -PR