Morales pide a trabajadores racionalidad y responsabilidad para con el país
TeleSUR

El presidente Morales exhortó a los trabajadores a que reflexionaran, debido a que el más reciente aumento salarial del 5 por ciento, es superior a los realizados por gobernantes anteriores, además, en los cuatro años que lleva de gestión ha incrementado los salarios en un 40 por ciento. Llamó a las centrales obreras a comparar esta mejora salarial con el 0.26 por ciento de inflación que tiene Bolivia actualmente.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió este sábado a los trabajadores “racionalidad, responsabilidad con la patria” y no sólo con el salario, luego que la unitaria Central Obrera (COB) llamara a paro en demanda de mejoras salariales superiores al 5 por ciento ofrecido por el Gobierno.

Morales indicó que algunos sectores no están de acuerdo con el incremento salarial, sin tomar en cuenta que es un buen aumento si se compara con la inflación del 0,26 por ciento que tiene este país andino, además de ser muy superior a los realizados por Gobiernos anteriores.

“Cuando hemos empezado a mejorar, siento que algunos compañeros quieren todo sólo para salario y salario. Tenemos que invertir en Bolivia, sólo invirtiendo podemos crear más fuentes de trabajo”, expresó.

El jefe de Estado recordó que durante sus cuatro años de gestión ha incrementado el salario a más de un 40 por ciento y que, personalmente, tomó decisiones para buscar la igualdad entre todos, rebajando su sueldo de 40 mil pesos bolivianos (cinco mil 600 dólares) a sólo 15 mil (dos mil 100 dólares), norma que también fue aplicada a los ingresos mensuales de ministros y parlamentarios.

Sostuvo que la rebaja a su salario como presidente fue mayor del 60 por ciento y que en más de cuatro años no ha subido ni un centavo, además, recordó que eliminó los gastos reservados y los gastos de representación.

“El presidente, ministros, parlamentos se rebajan los sueldos y los trabajadores poco a poco van subiendo, 40 por ciento de incremento. Esa es la forma de cómo buscar la igualdad entre los bolivianos y bolivianos. De golpe no se puede, imposible, el Tesoro no soporta”, subrayó.

Afirmó que un aumento superior podría llevar a al país a la situación económica que vivían en otros Gobiernos que tenían que realizar préstamos internacionales al Banco Mundial o al Fondo Monetario Internacional, hasta para pagar aguinaldos. “No se puede hacer eso, tenemos dignidad”, matizó.

“Por eso mi llamado a los compañeros trabajadores, racionalidad, responsabilidad con la patria, no solamente con el asalariado”, remarcó al asegurar que la política de mejorar los salarios va a continuar gradualmente.

Morales dijo que entre sus proyectos está lograr que la Renta Dignidad, que beneficia a las personas de la tercera edad, sea equivalente al salario mínimo nacional de casi 700 pesos bolivianos (cerca de 100 dólares), aunque reconoció que para hacer realidad ese sueño se tiene que generar más divisas, invertir y producir más en las distintas empresas del Estado.

“Para eso hay que invertir y no podemos gastar nuestra plata en salarios, por supuesto es obligación de los trabajadores (luchar por) sus reivindicaciones y del Estado atender esas demandas”, manifestó.

Estas declaraciones la realizó durante un acto de inauguración de un complejo deportivo en el departamento de Oruro (sur), y luego de haber llegado de la reunión en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) donde entregó al secretario general del organismo, Ban Ki-Moon, las conclusiones de la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra realizada en el pasado mes de abril.

La unitaria Central Obrera Boliviana anunció este miércoles que iniciarían una huelga general indefinida a partir del próximo lunes que partiría desde la localidad andina de Caracollo, a 140 kilómetros de La Paz, a la que se plegará el sector fabril, el más radical contra la decisión oficial de elevar el salario en 5 por ciento para los profesores y médicos y 3 por ciento para las Fuerzas Armadas y la Policía.

De concretarse esta protesta, sería la primera que enfrentaría el presidente Morales por parte de la principal fuerza sindical de Bolivia, que ha sido aliada del Gobierno.

teleSUR-AFP-ABI/ dag – FC