El Alba es el único sistema de integración que respondió a la Crisis Mundial

Caracas, 18 ABN.- La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) es el único sistema de integración que ha dado respuesta a la Crisis Financiera Internacional del capitalismo, a través del desarrollo de mecanismos de complementación, compensación y solidaridad económica. Así lo señaló el Secretario Ejecutivo de Coordinación Permanente del Alba, Amenothep Zambrano, quien aseguró, a propósito de la IX Cumbre del Alba, que a través de ese sistema de integración se ha dado una respuesta sistémica a la crisis internacional, con gran énfasis en el desarrollo social.

Explicó que como producto de iniciativas tales como el Banco del Alba, con sede en la ciudad de Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela, podrán obtener financiamiento para proyectos de desarrollo social a largo plazo, los cuales no cuentan con el apoyo de la banca capitalista.

‘Ni la banca comercial ni la banca universal financian los proyectos que contribuyen al desarrollo de los pueblos, sino aquellos que le interesan a los grandes grupos económicos y a las transnacionales’, aseveró.

En tal sentido, explicó que el Banco del Alba es una iniciativa que rompe con la tradición de ese tipo de banca y fue establecida como un eje fundamental de la integración productiva de los pueblos de América Latina, con el propósito de fijar una nueva arquitectura regional.

‘La nueva arquitectura financiera regional que proponemos, busca que el Estado sea un actor fundamental en los procesos productivos, a diferencia de los Estados neoliberales, en los que el Estado no interviene en la economía’, comentó el representante del Alba.

Por otra parte, reiteró que las iniciativas promovidas por el Alba no se basan únicamente en la economía, pues poseen un predominante componente social.

‘Tenemos una línea que va a activar el comercio, generará producción, empleo y traerá bienestar a los habitantes de la región’, aseguró Zambrano.

La creación del Banco del Alba fue propuesta durante la I Reunión del Consejo de Ministros del Alba, celebrada el 6 de junio de 2007. Posteriormente, a finales de enero de 2008, en Caracas, en el marco de la VI Cumbre del ALBA, fue firmada el Acta Fundacional por los países miembros fundadores: Estado Plurinacional de Bolivia, República de Nicaragua, República de Cuba y la República Bolivariana de Venezuela .

El Banco del Alba inició sus operaciones con un capital de mil millones de dólares y con el propósito de beneficiar a una población de más de 53 millones de personas.