Colombia insiste sobre ”riesgos” de viajar a Venezuela
Telesur

El gobierno colombiano emitió una advertencia a sus ciudadanos para que ”tengan cuidado cuando hagan negocios con Venezuela”. La acción surge luego de las investigaciones que se le iniciaron en el país vecino a 8 ciudadanos provenientes de Colombia, quienes enfrentan acusaciones de espionaje eléctrico, tras hallárseles aparatos de alta tecnología y fotografías comprometedoras.

El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, tras indicar que no se ha pedido a sus ciudadanos no viajar a Venezuela, insistió sobre los “riegos” que representa el traslado al país vecino, mientras que autoridades regionales del norte de Santander, condenan tales advertencias por considerar que perjudican las relaciones entre ambas naciones.

“En ningún momento hemos pedido que los colombianos no vayan a Venezuela, sino que tengan cuidado cuando lo hagan”, expresó Bermúdez este jueves, en un encuentro con la prensa.

Refierió que tampoco ha pedido que “no se hagan negocios con Venezuela”, sino que “tengan cuidado cuando hagan negocios con Venezuela”.

El pasado miércoles, el Ministerio del Exterior de Colombia emitió un comunicado en el que advirtió “a los colombianos sobre los riesgos de viajar a Venezuela y recomienda tener particular cuidado a la hora de desplazarse hacia ese destino como consecuencia de las situaciones recientes que han afectado a connacionales en ese país”, según el texto.

Por su parte, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, consideró que “la Cancillería tenía que hacer esta advertencia, ya que es nuestra responsabilidad decirle a los colombianos que les puede pasar lo mismo que al grupo de colombianos detenidos en el vecino país”, dijo Santos.

El pasado martes 6 de abril, el ministro venezolano de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, informó que ocho ciudadanos de nacionalidad colombiana fueron detenidos por presunta comisión de delito de espionaje sobre el sistema eléctrico nacional, con el objetivo de desestabilizar y sabotear el Gobierno del presidente Hugo Chávez.

Al respecto, el mandatario colombiano Álvaro Uribe respondió el miércoles 7 de abril, que sus conciudadanos “han estado vinculados a Venezuela, vinculados a una fábrica de helados” en Barinas (este) y que “el informe que tenemos es esto sobre estas personas: que estaban haciendo turismo”. Sin embargo, admitió que dos de las ocho personas habían trabajado para el Ejército de su nación.

Por su parte, el presidente de Venezuela había denunciado que los presuntos espías colombianos poseían una empresa fantasma en Barinitas, (suroeste de Barinas), y agregó que les fueron decomisados vehículos, teléfonos celulares, y otros artefactos de alta tecnología.

Posición colombiana perjudica relación con Venezuela

Ante la decisión del Gobierno de Uribe de advertir a sus ciudadanos sobre los riesgos de viajar a Venezuela, el gobernador colombiano del norte de Santander, William Villamizar, indicó que las declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de su país pueden acarrear eventuales consecuencias perjudiciales en la región.

“Seguimos a la expectativa de lo que pueda suceder, las nuevas reglas podrían generar más problemas con autoridades del vecino país”, aseguró William Villamizar.

“No podemos ser tan extremistas, lo ideal sería buscar caminos de acercamiento y reconciliación que no afecten al pueblo colombiano”, agregó el funcionario.

También el candidato a la Presidencia de Colombia por el Partido Liberal, Rafael Pardo, tildó este jueves de “equivocada” la advertencia formulada por el Gobierno de su país.

Pardo dijo que esa medida de la Cancillería colombiana es “inútil, ridícula y absolutamente equivocada”.

En tanto, la Defensora del pueblo de Venezuela, Gabriela Ramirez denunció este jueves que existe una nueva política de ofensiva diplomática por parte de Colombia luego de la acciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de esa nación.

“Queremos hacer un llamado al Gobierno colombiano para que ceda de las campañas de intriga hacía nuestro país, hago un llamado a promover la paz entre ambos países. Quiero recordarle al Gobierno colombiano a que eleve ante el Gobierno venezolano signos claros de que se está buscando un diálogo, para la garantía de los derechos humanos”, expresó la funcionaria venezolana.