Solicitado en Interpol ¿Dónde está Alfredo Peña?

Chevige González Marcó/ Patria Grande

Uno de los protagonistas del golpe de estado del 11 de abril de 2002 fue, sin duda, Alfredo Peña. El entonces Alcalde Metropolitano de Caracas, que había sido electo con los votos del pueblo chavista, estaba a carga de la Policía Metropolitana, cuyos superiores, a las órdenes de Peña, dispararon indiscrimnadamente contra el pueblo venezolano, tal como lo señala la sentencia de la justicia contra los comisarios Iván Simonovis, Lázaro forero y Henry Vivas.

A diferencia der sus subordinados, Peña ni siquiera intentó dar la cara por sus acciones. Actualmente Interpol ha difundido la orden internacional de captura contra el ex-alcalde. Sin embrago, formalmente no se conoce dónde está Peña ni por qué no ha sido capturado.

Una explicación para determinar, el paradero de Alfredo Peña es que se encuentre en Estados Unidos, nación dónde varios prófugos de la justicia venezolano, incluyendo a personajes implicados en la violación de derechos humanos se esconde, o Washingnton los ampara, tal es el caso del terrorista internacional Luis Posada Carriles.

Alfredo Peña fue inicialmente procesado por la justicia venezolana en el año 2002. Para entonces, era solicitado por corrupción y no por los crímenes ocurridos durante el golpe de estado. El comunicado del Ministerio Público que señalaba la fuga de Peña y solicitaba a Interpol su intervención, no precisaba el país al cuál se había dirigido el veterano político y comunicador social.

En 2007, Un tribunal local acusó a Peña por la supuesta comisión del delito de “malversación específica de fondos”, y ordenó su detención. Por el mismo caso del ex-alcalde fueron acusados el ex secretario de Salud de la Alcaldía Metropolitana del Distrito Capital, Baldomero Concepción Vásquez, y el ex director de Recursos Humanos de esa dependencia, Luis Falkenhagen.

Peña es señalado de haber incurrido en diversos ilícitos durante su ejercicio como Alcalde, el hecho más sonado es el caso Bratton: cuando se contrató al asesor norteamericano Bratton, para asesorar, reformar, reestructurar y reorientar a la Policía Metropolitana y cuerpos policiales de los municipios, con el fin de combatir la violencia, y los delitos en el área de Caracas. Se pagaron más de 175 mil dólares en dos fases, a pesar de que en el contrato aparecía que el sector privado, al menos pagara la primera etapa, sin embargo, todo lo canceló la Alcaldía Mayor.

William Bratton, es un funcionario policial estadounidense, que adquirió fama gracias a las políticas denominadas de “cero tolerancia”. Recordemos que Peña durante su campaña electoral ofrecía como principal promesa: “plomo al hampa”. En 2009, el presidente Chávez señaló que Bratton había sido traído a Venezuela en el contexto de la trama para ejecutar el golpe de estado. El jefe de estado venezolano dijo: “El plan Bratton vino fue a preparar el golpe y a entrenar francotiradores y grupos de choque del 11 de abril (de 2002)”,

Bratton asesoró precisamente al cuerpo policial que actuó con mayor beligerancia y coordinación de acción con los grupos opositores el 11 de abril de 2002. La PM es señalada inclusive de instalar francotiradores para disparar contra civiles inocentes y propiciar el caos en la ciudad.

El 12 de abril de 2002 cuando el país despertaba o no había podido dormir, debido a la asonada que instaló en el poder a Pedro Carmona Estanga, el entonces alcalde Peña aparecía en los medios de comunicación agradeciendo el papel cumplido por los funcionarios a su cargos, Simonovis, Forero y Vivas. No dijo ni una palabra sobre la instalación del régimen de facto en el país.

En 2005, Marciano, columnista del diario se preguntaba ¿Dónde estaba Peña?: “Unos hablan de que está en Miami, que lo vieron con unos short comprando en un mall. Otros lo ubican en New York, paseando por las atestadas calles de la gran manzana. Otros dicen que está en Washington cabildeando con algunos senadores amigos. Otros creen que está en Los Ángeles y otros juran haberlo detectado en la barra de un bar de San Francisco. Otros, en cambio, lo suponen en Uruguay por sus vínculos familiares; en cambio, otros sostienen que se halla en el norte de Argentina. Otros creen que está en Río de Janeiro, porque supuestamente recibieron un correo electrónico del personaje. En todo caso, misterio total”.

El pueblo venezolano se sigue haciendo la pregunta. ¿Dónde está el alcalde que invirtió millones en traer al Superpolicía Bratton?