Piedad Córdoba: Supuestos vínculos entre ETA y FARC forman parte de una telenovela
TeleSUR

A propósito de su presencia en Europa la senadora Córdoba fue indagada en torno a la acusación que hizo a principio de marzo, un juez español, quien intentó vincular al presidente de Venezuela Hugo Chávez, con una cooperación entre las FARC y ETA. Al respecto, la legisladora argumentó que esas relaciones no tienen una base real.

La senadora colombiana liberal, Piedad Córdoba, durante su gira por países europeos en busca de apoyo para propiciar una salida al conflicto interno que vive su país, manifestó este lunes que los presuntos vínculos entre el grupo insurgente ETA y las FARC forman parte de una película de “ciencia ficción o una telenovela”.

La declaración responde a la acusación que hizo el 1 de marzo el juez español, Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional, quien vinculó al Gobierno de Venezuela con una supuesta cooperación con una alianza entre el grupo armado colombiano y la ETA, destinada presuntamente a planear la muerte presidente de colombiano, Álvaro Uribe.

Desde Gijón (Asturias, norte español), la senadora al ser cuestionada por medios internacionales respecto al caso, argumentó que tales escenarios no cuentan con un sustento real.

Velasco basó su acusación en una información contenida en unas supuestas computadoras que el gobierno colombiano recuperó, tras el bombardeo ilegal que ejecutó contra Ecuador el pasado 1 de marzo de 2008, bajo la escusa de desmantelar un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el ataque ilegal colombiano contra un territorio fronterizo ecuatoriano, murieron unas 24 personas y el número dos de las FARC, Rául Reyes, mientras que otras resultaron gravemente heridas.

El lugar de la selva ecuatoriana, (provincia Sucumbíos, nororiente) donde se ejecutó el bombardeo, quedó totalmente destruido, sin embargo el gobierno del presidente Álvaro Uribe asegura que recuperó las computadoras que supuestamente eran de propiedad de Reyes y que contienen importante información para el Estado. No obstante, hasta la fecha, no han sido presentadas a la opinión pública, por lo que se cuestiona la existencia de tales artefactos.

Al respecto, Córdoba apuntó que la “cadena de custodia” del ordenador personal de Raúl Reyes, se rompió, y a partir de esa ruptura, comenzaron a aparecer pruebas adicionales que “se han caído”.

Por su parte, el gobierno venezolano, tras las acusaciones de Velasco, señaló que el expediente del jurista español “resucita de los trastos ya destruidos, la sobreviviente falsa computadora de Raúl Reyes, que no ha servido como sustento para ningún proceso serio en ningún lugar del mundo”, tal como lo explicó el canciller Nicolás Maduro.

“Esa computadora terminó siendo parte del folclore cómico colombiano y hace mucho tiempo que no se hablaba de ellas”, agregó el diplomático Maduro.

Córdoba solicitó atención para su país en materia de DDHH

La senadora colombiana, Piedad Córdoba, durante su visita a Gijón (Asturias, norte español), demandó del Gobierno de josé Luis Rodríguez Zapatero un avance en el conocimiento de la situación de los Derechos Humanos (DDHH) en su país.

También cuestionó que el gobierno español se enfoca únicamente en las relaciones comerciales y de negocios con Colombia, y obvia el estado del conflicto armado que padece su país.

La legisladora lidera el grupo humanitario, llamado Colombianos y Colombianas por la Paz, que lucha desde hace años por lograr un acuerdo de paz nacional.

Las FARC mantienen a 22 uniformados retenidos como prisioneros de guerra “canjeables”, mientras que el gobierno tiene en cárceles oficiales a más de 500 integrantes del movimiento insurgente, según denuncias del grupo armado.

La guerrilla colombiana, el grupo Colombianos y Colombianas por la Paz, liderado por la senadora Piedad Córdoba, y parte de la sociedad civil han solicitado al Gobierno nacional la realización de un acuerdo humanitario para dar paso a un camino que termine con el conflicto armado que vive el país.

Hasta el momento, los esfuerzos del grupo Colombianos y Colombianas por la Paz y de la legisladora, lograron que el grupo armado liberara de manera unilateral a 8 de sus retenidos.

Las más recientes liberaciones fueron la del soldado Josué Calvo y la del cabo Pablo Emilio Moncayo.

teleSUR – Caracol – Efe / ld-PR