Paramilitares, confesaron haber asesinado a más de 2000 personas en la frontera norte con Venezuela , Cúcuta
ANNCOL

Unas 100 víctimas fueron llevada a los hornos crematorios que el grupo paramilitar instaló en Juan Frío, otra técnica utilizada era el desmembramiento de cuerpos(…)llevarlos a territorio venezolano

Ex jefes desmovilizados del Frente de Fronteras de las Autodefensas (AUC), paramilitares de Colombia, confesaron haber asesinado a más de 2 mil personas en la localidad de Cúcuta, zona norteña fronteriza con Venezuela.

Suárez Corzo, alcalde de Cúcuta elegido en 2004 por presión paramilitar. “En mayo pasado ‘El Iguano’, quien trabajaba con Salvatore Mancuso en el Bloque Catatumbo de las autodefensas, dijo ante un juez de Justicia y Paz en Barranquilla que cuando era candidato a la alcaldía, Suárez le pidió a esta organización “neutralizar” a dos personas cercanas a la guerrilla de las Farc. De acuerdo con la versión del desmovilizado, la idea era que el grupo paramilitar debería tener participación en la Secretaría de Tránsito de Cúcuta, siempre y cuando Suárez fuera elegido alcalde en el 2004”. (El Tiempo)

El buen ‘muchacho de Corzo’ * era un protegido de narco presidente Uribe Vélez.

Los cabecillas de la banda de paramilitares en Cúcuta y del área metropolitana de la capital de Norte de Santander, reconocieron los crímenes ante la Unidad Nacional de Justicia y paz.

De acuerdo con las declaraciones de los 22 hombres más importantes en la escala de mando del llamado Frente Fronteras, adscrito al Bloque Catatumbo de las autodefensas, confesaron haber participado en más de 550 hechos criminales en los que fueron asesinadas estas 2 mil personas.

Para no dejar evidencias de las muertes, unas 100 víctimas fueron llevada a los hornos crematorios que el grupo paramilitar instaló en el corregimiento de Juan Frío, en jurisdicción del municipio de Villa del Rosario, confesó un ex desmovilizado.

Otras de las técnicas utilizadas por los paramilitares era el desmembramiento de los cuerpos, con el objetivo de ocupar poco espacio en las fosas comunes para arrojar los cuerpos a los ríos o llevarlos a territorio venezolano, refirió el portal de Radio Santa Fe.

Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) son una organización paramilitar de extrema derecha; se consolidaron en abril de 1997, en esa misma fecha tanto Colombia, Estados Unidos como la Unión Europea calificaron a la organización como terrorista.

Un 70% de los ingresos de las AUC provienen del narcotráfico y secuestros. Asimismo, se financian con la extorsión, además de recibir grandes cantidades de dinero de las multinacionales que operan en las zonas bajo su control.

También reciben colaboración de varios miembros de las Fuerzas Armadas junto a políticos colombianos, con quienes “intercambian” dinero por poder político y militar en la nación neogranadina.

Al menos 35 de los 102 senadores electos en los recientes comicios en Colombia tienen vínculos con condenados o con personas investigadas por tener nexos con grupos paramilitares de ultraderecha.

La Corte Suprema de Justicia investiga a unos 70 políticos, la mayoría uribistas, por aliarse con paramilitares para acceder a una curul en 2002 y 2006 mediante presiones a jurados y votantes.

*En esos términos se refiere Uribe a sus delincuentes y matones.