Sahara Occidental: retornan las negociaciones
Por: Victor M. Carriba

Naciones Unidas, 3 feb (PL) Luego de 23 meses de parálisis, las negociaciones informales sobre el conflicto del Sahara Occidental vuelven hoy al primer plano con el anuncio de un nuevo encuentro la semana que viene en Nueva York.

La convocatoria a lo que debe ser la quinta ronda de discusiones entre el Frente POLISARIO y el gobierno de Marruecos fue hecha la víspera por Naciones Unidas, organización que promueve esos contactos.

La cita será los próximos días 10 y 11 de febrero en la localidad de Westchester, en el estado de Nueva York, y se desarrollará sobre la base de la resolución 1871 adoptada en abril del año pasado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Ese documento insta a las partes a sostener conversaciones informales y sin precondiciones, auspiciadas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

El objetivo de Naciones Unidas es que las negociaciones conduzcan a «una solución política justa y mutuamente aceptable que permita la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental».

Los encuentros están interrumpidos desde marzo del 2008, cuando se celebró en la localidad de Manhasset, en Nueva York, la cuarta fase de intercambios. Las tres primeras fueron en junio y agosto de 2007 y enero de 2008.

En medio del letargo en que cayeron los contactos desde entonces, el tema del conflicto en esa ex colonia española ocupada por Marruecos saltó al centro de la atención mundial durante los últimos dos meses del 2009. El detonador fue la huelga de hambre de 32 días realizada en la isla canaria de Lanzarote por la activista saharaui Aminatu Haidar en defensa de su condición de ciudadana de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), proclamada por el POLISARIO.

Esa acción desató una intensa actividad política y diplomática en España, Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea y obligó a Marruecos a permitir el retorno de la luchadora a su lugar de residencia en El Aaiún, capital de la RASD.

Analistas en la sede de la ONU consideran que ese caso removió los resortes vinculados al problema en ese territorio y reforzó la posibilidad de reanudar el proceso de conversaciones para una solución negociada.

En aquellos días Ban Ki-Moon se reunió aquí con el canciller de Marruecos, Taib Fasi Fihri, y exhortó a una nueva sesión de discusiones lo más pronto posible y a conseguir progresos.

Al mismo tiempo el Consejo de Seguridad recibió un pedido de varios de sus integrantes para convocar a un debate a partir de un informe del secretario general, reclamo que, según trascendidos, enfrentó la oposición de algunos miembros permanentes.

Por su parte, la Asamblea General adoptó en diciembre pasado una resolución que reiteró su apoyo a una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable del conflicto e instó a todas las partes a cooperar para lograr ese objetivo.

Antes, la Cuarta Comisión y el comité de descolonización también respaldaron la reactivación de las conversaciones sobre la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental.

Ese es el objetivo fundamental planteado por el Frente POLISARIO como paso para llegar a la independencia, mientras que Marruecos promueve un llamado plan de autonomía que le garantiza mantener su dominación sobre el territorio.

rc/vc