DECLARACIÓN DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL EN LAS AMÉRICAS ANTE GRAVE VIOLACIÓN DE DERECHOS SINDICALES EN COSTA RICA.

Desde el pasado 15 de enero, a consecuencia de un acto injerencista de las autoridades administrativas de la empresa institucional JAPDEVA, respaldado por el gobierno costarricense, fue destituida la junta directiva del Sindicato SITRAJAP por votación espuria realizada en Asamblea convocada ilegítimamente por representantes de la empresa.

La acción, que quebranta abiertamente las normas internacionales del trabajo, en especial el Convenios 87 referido a los principio de la libertad sindical, responde a la reacción de un gobierno que ha visto frustrado su anhelo de privatizar las empresas portuarias de los muelles Limón a causa de la firmeza del sindicato y la mayoría de sus trabajadores afiliados.

La maniobra intervencionista se gestó luego de ofrecerles ventajas y dádivas individualizadas a un círculo de trabajadores a cambio de brindar apoyo al proyecto privatizador, con lo cual se evidencia la intención de fragmentar la unidad sindical y generar conflictos internos que debiliten a este combativo sindicato.

La respuesta del movimiento sindical costarricense fue inmediata y SINTRAJAP recibió de inmediato el respaldo de importantes organizaciones del país que convocaron a movilizarse ante el Ministerio de Trabajo.

A finales de semana y luego de varios días de protestas obreras, el Ministro de Trabajo abandonó su puesto e interrumpió la interlocución con las fuerzas sindicales enfrentadas, lo que conllevó a la toma del edificio que se ha mantenido bajo la amenaza de irrupción de las fuerzas antimotines amparados por una orden de desalojo emitida por la Fiscalía.

La integridad de los sindicalistas y el freno al uso de la fuerza pública se frustró por la presencia permanente de trabajadores y ciudadanos en las afueras del recinto apoyando a los dirigentes que lideran esta acción.

El conflicto, que ha sido calificado como la más grave violación de los derechos sindicales de los trabajadores costarricenses en los últimos 25 años, está siendo negociado con las autoridades del gobierno y luego de alcanzarse un acuerdo el pasado domingo, se espera la firma definitiva del compromiso para este lunes.

La Federación Sindical Mundial en las Américas condena la acción intervencionista del gobierno neoliberal costarricense, respalda la respuesta digna y unitaria del movimiento sindical de este país y su decisión de mantenerse firme en la defensa de los muelles Limón para evitar que el patrimonio de Costa Rica sea entregado a la voracidad de las transnacionales, así como el de exigir el reconocimiento legítimo de la Junta Directiva destituida de forma arbitraria e improcedente.

Repudiamos el desvergonzado soborno que pretende realizar el gobierno repartiendo entre los trabajadores de JAPDEVA la cantidad de 137 millones de dólares, las promesas de conceder jubilación anticipada y aumento de prestaciones a cambio de que cese la resistencia a la privatización, ilegalidad ésta que acredita la falsa ética y las conductas corruptas de este gobierno, que ya realizó similares acciones manipuladoras en ocasión del referendo para la aprobación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos.

Llamamos al movimiento sindical clasista a solidarizarse con los trabajadores y sindicatos costarricenses, exigiendo el cese de la intervención de las autoridades gubernamentales y la restitución de los derechos sindicales de SINTRAJAP y de sus afiliados.

Ramón Cardona
Secretario
FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL.
Región América