Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD)

Un estudio realizado en este mes de diciembre por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) reveló que el presidente Hugo Chávez, cuenta con 60,3 por ciento de respaldo popular a su gestión.

El estudio, que abarcó a todo el país, efectuó mil 200 entrevistas que se le realizaron de manera directa a personas en sus hogares, previamente seleccionados.

Ante la pregunta ¿Cómo considera usted que ha sido el desenvolvimiento de Hugo Chávez como Presidente de Venezuela?, un 38,7 por ciento del total de la muestra respondió «malo» y un 60,3 por ciento dijo «bueno».

Mediante el análisis estadístico del IVAD, realizado entre el 12 y el 20 de diciembre, también se determinó que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), es la fuerza política con más militantes.

Según la ficha técnica de la investigación, ésta empleó un tipo de muestreo probabilístico y una clase de muestreo «Tetraetápico Estratificado con selección sistemática en todas las etapas, menos en la última (elemento a entrevistar), la cual se realiza con selección aleatoria simple».

Estas técnicas estadísticas permitieron dar al estudio un margen de confianza del 90 por ciento.

Paralelo al estudio, el presidente Chávez, durante su mensaje de fin de año emitido el miércoles, ofreció un balance en el que destacó que gracias a las políticas de inclusión social, el país logró enfrentar de manera productiva los efectos de la crisis económica global que tuvo su epicentro en Estados Unidos, por sus prácticas especulativas y capitalistas.

Chávez recordó que se tomaron una serie de acertadas políticas económicas, entre las que destacó el reajuste del presupuesto nacional sobre la base de la renta petrolera a 40 dólares por barril, y un recorte de la producción del hidrocarburo de cuatro millones 500 mil barriles de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

«Tomamos algunas medidas de ajuste en el presupuesto, sin tocar para nada la inversión social. Eso hoy, después de 12 meses, es fácil decirlo, pero lo dijimos a priori, no vamos a tocar la inversión social, eso para nosotros es sagrado», refirió el jefe de Estado.

«Logramos el reconocimiento de los derechos de los trabajadores en muchas convenciones colectivas, en plena crisis mundial, con los precios del petróleo bajos», precisó el mandatario nacional.