Sesión extraordinaria en Parlamento venezolano en honor a los Cinco
Fuente: TeleSUR

Una de las madres de los cinco antiterroristas agradeció la lucha que ha realizado el pueblo cubano y la comunidad internacional para que se haga justicia a pesar de los obstáculos colocados por el gobierno de Estados Unidos. Consideró una de las madres que su hijo y los demás presos son merecedores de un respeto infinito por su valor y por el dolor que han sufrido en las cárceles de este país norteamericano.

La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela realizó este martes una sesión extraordinaria en honor a los Cinco luchadores antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos que contó con la presencia de las madres y familiares de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González, quienes se encuentran privados de su libertad de forma arbitraria por las autoridades del país norteamericano desde hace más de una década .

En su intervención, la madre de Antonio Guerrero, Mirta Rodríguez Pérez, expresó su total rechazo ante el acto de injusticia que representa el encarcelamiento sin argumentos de los cinco, que han sido tratados por la justicia estadounidense como supuestos espías.

«No estoy satisfecha con lo que pasado porque realmente no se ha hecho justicia, pero si lo miramos desde el punto de vista que hemos dado un paso de avance, en realidad, se le llevó a una sentencia de veintiún años y diez meses», dijo Rodríguez.

Resaltó la fuerza y lucha del pueblo cubano a pesar de los obstáculos impuestos por Estados Unidos para que estos cinco ciudadanos salgan en libertad.

«Al comenzar la lucha de los pueblos internacional, sobre todo mi pueblo que es el motor impulsor de esta lucha internacional (Â…) para mi fue un rayo de esperanza, pues el tiempo tenía que vencer esta injusticia», indicó.

Asimismo, afirmó que como madre es imposible aceptar que su hijo sea condenado injustamente y al mismo tiempo verlo perder su vida dentro de una cárcel, donde es tratado como el peor de los criminales.

«Cuando una madre se para a pedir justicia para su hijo es porque la merece. Cada uno de nuestros hijos, de los Cinco, es merecedor de un respeto infinito por su valor, por su patriotismo, por el dolor que han estado sufriendo en las cárceles norteamericanas, sobre todo aquellos que han estado en las prisiones de máxima seguridad», dijo la madre de Antonio.

De la misma manera, la madre de René González, Irma Teodora Sehwerert, sostuvo que la justicia estadounidense es tan contradictoria, que personas que luchan contra el terrorismo como los Cinco héroes se encuentran vilmente encarcelados, mientras los verdaderos terroristas se multiplican en las calles de Miami, viviendo en plena libertad, así como lo hace Luis Posada Carriles, quien es solicitado por los gobiernos de Cuba y Venezuela por terrorismo y crímenes de lesa humanidad.

Después de once años, las autoridades estadounidenses hicieron caso omiso a las cientos de miles de solicitudes de todo el mundo, incluyendo de mandatarios de diferentes países, además de reclamos como el de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que han demandado justicia en este caso.

El gobierno estadounidense tampoco hizo caso a los consecuentes pronunciamientos éticos en torno a la cruel represión practicada, directa e indirectamente, contra esos jóvenes que luchaban para evitar actos de terrorismo en contra de su país.

En la AN, participó también el presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón, quien consideró que el gobierno de Barack Obama tiene que dar una respuesta efectiva a las exigencias de los pueblos latinoamericanos, para que se diferencie de la anterior gestión de George W. Bush.

«Obama tiene que comenzar por liberar a los Cinco héroes cubanos y al mismo tiempo encerrar a Luis Posada Carriles y a Orlando Bosch», manifestó Alarcón.

De la misma manera, el parlamentario pidió que continúe el apoyo internacional en este caso para lograr la libertad de los Cinco antiterroristas.

«¿Debemos detener la solidaridad?, ¿debemos atenuar nuestras voces? o debemos intensificar y multiplicar la solidaridad ahora que ellos reconocen que ese es un factor que tienen que tomar en cuenta, ahora que por ese factor se ven obligados parcialmente a moverses en una dirección, al menos, que aparenta ser más correcta, lo que hay que hacer es estimularlos a que sigan», indicó.

teleSUR-ABN/ dag – MM