Morales: Cambios en política social han logrado el reconocimiento internacional de Bolivia
Fuente: TeleSUR

El presidente boliviano asistió a dos localidades distintas para pedir el respaldo a su candidatura e instar a la población a que no cambie su voto por beneficios de la oposición porque a fin de cuentas terminan por castigarlos a través de sus políticas neoliberales.

Bolivia ha alcanzado una posición muy importante en el mundo, debido a las transformaciones estructurales destinados a promover la equidad social y la distribución justa de los ingresos, aseguró el presidente de ese país, Evo Morales.

Esta afirmación la hizo Morales en una concentración popular organizada por los mineros de Colquirí, una localidad ubicada en el Departamento de La Paz, al oeste del país.

Los asistentes proclamaron al binomio Morales -García Linera (Álvaro, vicepresidente) para las elecciones de diciembre próximo y comprometieron su voto para el dúo presidencial.

En el acto el mandatario indicó que su país ha generado mucha expectativa en la comunidad internacional por su insistente defensa «irrenunciable de los recursos naturales y el patrimonio estatal por encima de los intereses trasnacionales».

Desde que Evo Morales tomó el poder en el año 2006, se ha nacionalizado el sector de hidrocarburos y de telecomunicaciones, que desde años atrás estaban en manos de empresas privadas.

Del mismo modo ha enfrentado las pretensiones de privatización de los servicios básicos, como el agua potable, y ha defendido que éstos deben estar bajo la administración del Estado.

«Los servicios básicos son un derecho humano que no puede estar sujeto a intereses privados», insistió el Ejecutivo.

A través de la estatización de las empresas esenciales, el Estado no solamente ha recuperado el control administrativo de las mismas, sino que ha generado ingresos importantes que son invertidos en programas de desarrollo económico y social.

Explicó que las políticas sociales impulsadas y desarrolladas por el Gobierno han sido rechazadas por grupos de poder económico, que no han velado por el respeto a la justicia y la Ley.

«La lucha por la liberación de los pueblos no ha concluido y debe ser permanente para implantar la justicia social», aseguró el mandatario a pesar de los avances obtenidos en su gestión.

El primer mandatario recordó que el pueblo ha luchado, desde la época de la independencia, contra los grupos de poder que no les importaba nada más que sus intereses.

«Los últimos 20 años la lucha estuvo dirigida contra programas neoliberales que desencadenaron una mayor pobreza e injusticia social en el país», aseveró el Presidente.

El mandatario dijo que asumió el poder para contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida del pueblo boliviano, con la vocación de servir al soberano y no a sus propios intereses como lo hicieron los gobiernos pasados de corriente neoliberal.

«Cuando asisto a las concentraciones y viajo a los pueblos a lo largo del territorio nacional dialogo con los ciudadanos para conocer sus expectativas y preocupaciones con el fin de encontrar soluciones a los problemas», subrayó.

Dijo que aprende cada día más «en el contacto que mantiene con el pueblo que en repasar libros y más libros».

Regalo por voto

En otro acto realizado este martes, Evo Morales instó a la población a no cambiar sus votos por regalos que ofrecen los candidatos de la oposición.

El presidente boliviano, recordó que «con una bolsa de azúcar o fideo» en las elecciones pasadas los políticos compraban el voto de las personas y una vez instalados en el gobierno los «castigaban» con sus políticas neoliberales.

«Yo he escuchado que en Pando y Beni hay algunos neoliberales que están dando plata: 100 bolivianos, 200 bolivianos cada día», dijo Morales a los pobladores de Charagua, municipio del departamento de Santa Cruz (este), donde también fue proclamado como candidato a la presidencia.

El jefe de Estado explicó que «antes ¿qué hacía un gran empresario, un gran terrateniente?, hacía su partido, nos compraban con prebendas, nos regalaban coca, alcohol, fideo, azúcar para después votar para ellos. Votábamos por ellos y nos castigaban con sus políticas», insistió.

En este sentido, mostró su confianza en la revolución democrática y dijo que este proceso debe continuar en el país.

Morales aprovechó la oportunidad para pedir a los congregados el respaldo a su reelección, conjuntamente con la del vicepresidente, Álvaro García Linera.

«Si tengo la oportunidad de ser cinco años más Presidente estaré acá para debatir los temas productivos con cualquier sector: campesinos, indígenas, empresarios, profesionales. No los voy a defraudar», dijo.

Unos cinco millones de bolivianos acudirán a las urnas el próximo 6 de diciembre para elegir no solamente al Presidente y Vicepresidente del Estado Plurinacional, sino también a 166 integrantes de la Asamblea Legislativa.

teleSUR-Abi/yi – MM