Oposición en Bolivia sin frente ni candidato único
Por: Mario Hubert Garrido

La Paz, 23 ago (PL) De cara a las elecciones generales de diciembre, la oposición en Bolivia enfrenta hoy la dificultad de formar un frente único y los candidatos no se ponen de acuerdo con el binomio más adecuado para derrotar en las urnas a Evo Morales.


La pasada semana, los encuentros de los líderes de partidos adversos al actual ejecutivo concluyeron además sin la presentación de un programa alternativo, lo que aleja aún más la posibilidad de triunfo en esos sufragios, según analistas.

El jueves último, al menos tres candidatos identificados con la oposición intentaron lograr un acuerdo de convergencia con el propósito de hacer frente al proyecto gubernamental.

Sin embargo, la politóloga Ximena Costas, el ex vicepresidente de la República Víctor Hugo Cárdenas y el ex prefecto de Cochabamba Manfred Reyes Villa no están dispuestos a ceder en sus pretensiones de lograr la candidatura por la presidencia de esa presunta alianza.

Tanto Reyes Villa como Cárdenas sugirieron elaborar encuestas para dilucidar el entuerto, mientras el resto se muestra a favor de que líderes regionales elijan al postulante.

Asimismo se tramita el ingreso al bloque del ex cívico y actual candidato a la presidencia por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Germán Antelo, quien este domingo será proclamado oficialmente por esa agrupación conservadora.

Por su parte, Costas confirmó para mañana su proclamación como candidata a la presidencia, asegurando que con ello quedará en las mismas condiciones que Reyes Villa y Cárdenas.

El candidato a la presidencia, Víctor Hugo Cárdenas, convocó a las agrupaciones ciudadanas, partidos políticos minoritarios y regiones, a ampliar la unidad y fortalecer el bloque opositor.

Explicó que al igual que en el departamento de Beni, donde sus organizaciones cívicas decidieron dar su voto por un candidato del occidente, en otros departamentos como Chuquisaca o Tarija existe el mismo criterio que expresan el desafío democrático de las regiones.

Cárdenas afirmó que una “constatación empírica” demuestra qué candidaturas aisladas no alcanzarían a lograr los votos necesarios, incluso para conquistar algunos escaños en la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional.

Los candidatos a la presidencia de otros partidos, como Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional (UN); Jorge Quiroga, de Poder Democrático Social, y René Joaquino, por Alianza Social, rechazaron la conformación del frente amplio.

Por su parte, el presidente Morales y parlamentarios del gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS) restaron importancia a la aparición de este bloque opositor, asegurando que no cuenta con un programa.

El jefe de la bancada oficialista en el Senado, Ricardo Díaz, dijo a Prensa Latina que se trata de una suma de nombres de los que privatizaron y vendieron los recursos naturales, pero ahora sin un programa definido y serio.

Díaz opinó sobre los candidatos opositores que se trata de una lista que no logrará aglutinar a las grandes mayorías de los sectores sociales del país andino.

Para el diputado Gustavo Torrico, del MAS, la oposición debería desenmascararse y explicar al pueblo cuál es el verdadero propósito de su coalición.

Legisladores del MAS también han acusado al ex prefecto cochabambino y al acaudalado empresario de Santa Cruz Branko Marinkovic, de obstaculizar los próximos comicios, proponiendo que se pospongan debido a fallas en el nuevo padrón electoral biométrico.

El 6 de diciembre los bolivianos elegirán en las urnas al presidente y al vicepresidente del país, así como a los miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional (nombre que adoptará el Congreso en el 2010).

Esa misma fecha, los pobladores de los departamentos de La Paz, Oruro, Cochabamba, Chuquisaca, Potosí y la región de Gran Chaco decidirán sobre el estatus autonómico.

rc/ga