Nicaragua es declarada como territorio libre de analfabetismo
TeleSUR

La UNESCO certifica la declaración hecha por el primer mandatario nicaragüense de declarar a su país “libre de analfabetismo”, tras reducir la tasa de iletrados del 20 al 3 por ciento


La UNESCO certifica la declaración hecha por el primer mandatario nicaragüense de declarar a su país “libre de analfabetismo”, tras reducir durante su gestión la tasa de iletrados del 20,7 por ciento al 3,56 por ciento.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, encabezó el acto donde se declaró a su país como territorio libre de analfabetismo y anunció que el próximo objetivo de la Campaña Nacional de Alfabetización es lograr llevar a su población al sexto grado de eduación primaria para el año 2015.

Para Ortega este logro es un hecho histórico.”Este es un hecho realmente histórico, porque nunca a lo largo de nuestra historia, desde el año 1821 – cuando se independizó de la corona española-, hasta la fecha, Nicaragua había logrado alcanzar un índice tan bajo de analfabetismo”.
“Si la gente tiene preparación, tiene cultura, la gente aprende a defender sus derechos”, añadió Ortega.

El acto de proclamación, que tuvo lugar en la Plaza de La Revolución, en el centro de Managua, y transmitido por cadena de radio y televisión, fue acompañado por cientos de nicaragüenses que se concentraron para recordar el 29 aniversario del inicio de este proceso de enseñanza y rendir tributo a todos los que hicieron posible que Nicaragua sea el cuarto país de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en lograr esta meta.

Los otros socios de la ALBA que han sido declarados como libres de analfabetismo son Cuba, Venezuela y Bolivia.
El ministro de Educación del país centroamericano, Miguel de Castilla, hizo entrega al mandatario de un certificado, que constata el logro del país tras la implementación del plan cubano de alfabetización de adultos “Yo, sí puedo”.

De Castilla informó que en una reunión que sostuvo Daniel Ortega con el ex presidente cubano, Fidel Castro, se plantearon los planes para llevar la educación a todos los nicaragüenses.

“Fidel (Castro) le ofreció el método ‘Yo, si puedo’, que ya se había creado en Cuba, para que se aplicara en las 87 alcaldías del país que controlaban los sandinistas (Frente de Liberación Nacional) en el 2005”, puntualizó.

El titular de Educación opinó que “el esfuerzo de los nicaragüenses jugó un papel determinante en la aplicación del método cubano de enseñanza ‘Yo, si puedo’ en todas sus variantes (…) este método llegó para quedarse como parte del sistema de educación del país”.

Este proyecto de alfabetización contó con el apoyo de la ALBA, y en particular de Venezuela y de Cuba, país donde se creó el método.

Nicaragua comenzó a alfabetizar en la década de los 80, pero este proyecto tomó gran fuerza el 11 de enero de 2007, cuando Caracas y La Habana le brindaron su apoyo.