José Vicente alertó sobre acusación generalizada en contra de los trabajadores de Ávila TV
ABN

En su programa dominical alertó sobre las provocaciones belicosas de algunos sectores de la oposición. Rangel señalò que que el gobierno de Venezuela no puede caer ante ese tipo de confrontaciones, pues la meta de estos opositores es desatar una tragedia.


“Cuidado con lo que está pasando con la acusación generalizada en contra de los trabajadores de Ávila TV, los agresores dieron una demostración de salvajismo y pusieron a prueba la capacidad democrática del gobierno y del chavismo para responder con racionalidad a la provocación”.

Así lo manifestó durante su programa dominical José Vicente Hoy, en el cual destacó que la acción del gobierno ha sido la correcta, así los “energúmenos de la oposición” lo nieguen, por lo que sugirió seguir adoptando medidas de diálogo para bajar las tensiones y fortalecer el sentido de la política.

“Seguir adoptando medidas en el diálogo, para bajar las tensiones, no es signo de debilidad sino todo lo contrario se fortalece y da sentido de la política, acción en la cual se realiza plenamente el ser humano”, expresó.

Rangel subrayó que el gobierno de Venezuela no puede caer ante ese tipo de confrontaciones, ya que a su juicio, el único fin del sector opositor es desatar una tragedia, provocar el retroceso institucional y social de la nación y regresar a un pasado lleno de injusticias.

“El gobierno nacional no puede permitir que la violencia se desborde y se convierta en práctica cotidiana y menos aún, tolerar que personas que dicen apoyarlo promuevan enfrentamientos irracionales en las calles, al gobierno le corresponde resguardar el orden público y la seguridad de todo ciudadano sin excepción pero tiene que hacerlo sin abusos pero eso si con firmeza”, señaló.

Al respecto, dijo que cualquier vacilación en el país, podría provocar y estimular la descomposición social y el deterioro de las instituciones, por lo que señaló que las acciones de aquellas personas que dicen defender el proceso bolivariano, degeneran en violencia y en agresiones hacia adversarios, causando hechos lamentables que revierten negativamente y ponen en tela de juicio la capacidad para gobernar y garantizar el proceso de la nación.

Considera Rangel que dichos sectores de derecha viven solamente de la violencia física y verbal, lo que los ha caracterizado durante muchos años, por lo que insistió que ellos “jamás renunciarán a dicha actitud, no tienen otra manera de manifestarse, la violencia propia de la ideología ultra derechista, sólo hay que responderla con la aplicación de la ley. Ese recurso supremo de una democracia”.

Coromoto Jaraba