GEORGIA HA ABANDONADO LA CEI
Fuente: The Voice of Russia

En realidad, el ostentoso acto de Saakashvili tiene muchas más consecuencias negativas para la propia Georgia. Tendrá que restablecer bilateralmente los acuerdos que en su tiempo fueron concertados dentro de la Comunidad de Estados Independientes, en particular sobre el régimen sin visas, sobre la migración educacional y laboral.


En la propia organización este paso incidirá poco porque la participación de Georgia en la Comunidad era formal, estima el experto del Instituto de Estudios sobre la Comunidad de Estados Independientes Mijail Alexandrov.

La salida de Georgia de la Comunidad es un paso lógico de la política de Saakashvili. Tbilisi hace tiempo que se distanció de la mayoría de programas e iniciativas emprendidas en la Comunidad de Estados Independientes. A medida que se desarrollaba la política de confrontación de Georgia, se ponía cada vez más claro que no había utilidad alguna de su filiación.

Es de notar que los burócratas pragmáticos de Georgia se dan cuenta de que la ruptura completa con la Comunidad es antes bien una desventaja que un bien. Razón por la que Georgia no abandona de momento una serie de convenios.

Es evidente que el régimen de Saakashvili golpeó los intereses de la propia Georgia. Por eso, en la Comunidad no se sentirá incomodidad alguna debido a su salida. Es más, se sentirá cierto alivio: será más fácil tomar decisiones que antes solía bloquear Georgia.