El entretenimiento de la CIA. Golpes de Estado.
Por: Txanba Payés

Cómplices del Golpe de Estado dentro y fuera de Honduras a un mes del Golpe, los está poniendo en su sitio, a los cipayos y a los lábiles burgueses del país.


Todos sabemos que detrás de los golpes de Estado del pasado como los de esta siglo están los de siempre la CIA y su Gobierno yanqui. Eso lo saben hacer muy bien, y, esta vez, lo han hecho en el país más débil del ALBA pero no les ha salido como lo tenían previsto. Cómplices del Golpe de Estado dentro y fuera de Honduras a un mes del Golpe los está poniendo en su sitio a los cipayos y a los lábiles burgueses del país.

Sin embargo los gringos no sólo se valen de la burguesías locales también cuenta con cómplices mediocres en el exterior y en la región centroamericana, es el caso del presidente de Costa Rica. Dos nombres que se conjugan muy bien: Arias y Negroponte, el primero era presidente de Costa Rica hace 20 años y el segundo, era el encargado de vigilar que la contra nicaragüense hiciera bien sus “trabajos” desde territorio hondureño. Y es precisamente el primero que se presta esta vez igual que hace 20 años para el juego de entretenimiento que tienen la CIA y los gobiernos gringos.

Las tareas ya estaban dadas al Sr Arias respecto al golpe de estado en honduras. Primero llevaron al presidente Zelaya al aeropuerto de Costa Rica, “sin que el presidente Óscar Arias se enterara, curiosamente, se enteró cuando llegó el avión”(¿alguien puede creerse eso?). Segundo pronunciamiento de La OEA contra el Golpe de Estado, esta vez, sí funcionan la OEA contra los golpes de estado, cosa que no hacía en el pasado. Esta vez, sin embargo, había que “demostrar” al mundo, y sobre todo, al Presidente Zelaya, que la OEA “es de fiar”, y eso, porque en Honduras le habían asestado un golpe político los países del ALBA a la OEA, por su postura respecto a Cuba.

Los países de América latina y demás países del mundo, condenan el Golpe. Excepto, claro, el imperio usamericano quien es, en definitiva, los que controlan a la OEA. A estas alturas del Golpe, alguien cree que ¿los gringos, la CIA, los militares en las bases de Honduras, no están detrás del golpe?. Todos sabemos ya que quienes están detrás del Golpe son precisamente ellos, a quienes un pequeño país centroamericano les había dado una lección de democracia dentro de la OEA. Y eso, los gringos, no lo perdonan ni lo perdonarán.

Las preguntas que deberíamos de hacernos en todo caso son ¿Desde cuándo los gringos, la CIA, los Goriletti en Honduras, venían preparando el Golpe? y ¿sabía de antemano el presidente de Costa Rica que el Golpe se gestaría y su país sería el cómplice solidario con los golpistas?.

Una cosa sí es cierta, que la mediación del presidente de Costa Rica lo único para lo que ha servido es para dilatar en el tiempo el Golpe. La “mediación” de Arias para lo único que ha servido es, para dejar que el Golpe de Estado, se diluya en el tiempo y se consolide. Las mismas palabras que pronunció el Sr Arias sobre el regreso a la frontera de Nicaragua y de Honduras del Presidente Zelaya, las pronunció la Sra Clinton, ¿casualidades o causalidades?. El viaje a la frontera del Presidente Zelaya era – y es – una basa con la que no contaban tanto los golpistas como sus consejeros. Y, si ambos chirriaron fue porque – lo del viaje a la frontera – no estaba previsto en el plan acordado entre la Clinton y Arias?.

Sin embargo, lo que estaba previsto en el guion de los golpistas como en la mente de sus asesores no ha funcionado. Por una razón muy sencilla a tener en cuenta; el pueblo Hondureño ha madurado desde el punto de vista político, y, esta vez, no se va a prestar a los juegos de entretenimiento de la CIA, la burguesía hondureña y los cipayos del ejército y policía hondureña. Hoy ese pueblo que se ha mantenido – y se mantiene – en pie de lucha está demostrando que ahora la historia también la escriben ellos: obreros, campesinos, amas de casa, estudiantes, maestros, etc… y esto tampoco lo tenían previsto la CIA, los golpistas, y los secuaces de siempre, los goriletti. Dime con quién andas Arias y te diré Go home.