Venezuela rechaza informe de EE.UU. sobre antinarcóticos
Por: Telesur / MRE

El Gobierno venezolano denuncia que el informe de la Oficina de Contraloría General de Estados Unidos tiene como fin impulsar las pretensiones injerencistas de Washington en el resto del mundo.


El gobierno venezolano rechazó enérgicamente este martes, el informe de la Oficina de Contraloría General (GAO) de Estados Unidos, referido a la cooperación en materia antinarcóticos con Venezuela, por ser junto con otros estudios de esa nación, «herramientas de chantaje político que carecen de objetividad científica y seriedad metodológica».

Por medio de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores señala que el Ejecutivo venezolano «ratifica que la normalización de sus relaciones políticas con el gobierno de los Estados Unidos, está supeditada al cese de esta práctica intolerable».

A continuación el comunicado completo:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente el informe de la Oficina de Contraloría General estadounidense (GAO, por sus siglas en inglés) relativo a la cooperación en materia antinarcóticos con Venezuela, publicado el día lunes 20 de julio de 2009.

Este, junto a otros informes publicados con regularidad por agencias del gobierno estadounidense, son herramientas de chantaje político que carecen de objetividad científica y seriedad metodológica, cuyo fin es impulsar las pretensiones injerencistas de Washington en el resto del mundo.

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ratifica que la normalización de sus relaciones políticas con el gobierno de los Estados Unidos, está supeditada al cese de esta práctica intolerable

El Gobierno Bolivariano de Venezuela puede exhibir resultados extraordinarios en materia de incautación de drogas, reconocidos consistentemente por los informes de la Organización de las Naciones Unidas desde el 2006 hasta el presente, precisamente el período transcurrido desde la erradicación de la presencia de la DEA en Venezuela.

La puesta en práctica del Plan Nacional Antidrogas 2009 – 2013 y la creación del Fondo Nacional Antidrogas, han generado la base conceptual y material para la nacionalización de la lucha sin cuartel contra el narcotráfico en un país como Venezuela, ubicado entre Colombia y los Estados Unidos, principales productor y consumidor del Continente.

La GAO haría mejor uso del dinero del contribuyente estadounidense, concentrando sus esfuerzos en desmantelar las redes de corrupción internas que hacen de ese país un paraíso para los narcotraficantes y las mafias que se enriquecen con el comercio de la muerte, frente a la ineptitud y la indiferencia de las autoridades.