ACERCA DE LA PAZ EN ORIENTE PRÓXIMO
Fuente: The Voice of Russia

No se deben perder las posibilidades de establecer la paz en Oriente Próximo. La creciente actividad política en la región prueba que eso no lo quieren ni las propias partes enfrentadas ni los mediadores internacionales.


El Oriente Próximo está atravesando un período de actividad política. El martes han sostenido negociaciones en El Cairo el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y su colega israelí Simón Peres. Los líderes de ambos países se han pronunciado por el más pronto arreglo del conflicto en Oriente Próximo. El mandatario egipcio ha señalado en conferencia de prensa que en la presente etapa existen posibilidades reales para al alcanzar la paz. La solución del problema palestino es la garantía de la estabilidad y la seguridad en la región. Con tal motivo, Mubarak subrayó que espera de Israel acciones que apunten al logro del arreglo y a la reanudación de las negociaciones.

Simon Peres, por su parte, ha respaldado la solución del problema en Oriente Próximo según la fórmula “dos Estados para dos pueblos”. Además, aseguró que el Gobierno de Israel no tiene intenciones de construir nuevos asentamientos o confiscar tierras para tal fin. Esto también lo ha confirmado el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, quien se reunió en Londres con el emisario estadounidense George Mitchell. El ministro ha prometido evacuar a corto plazo los 23 asentamientos hebreos ilegales de la Cisjordania. Por lo que se refiere a otros 120, Israel los considera legales y hasta cree necesario incrementar su superficie. En cuanto a otras discrepancias –los refugiados, Jerusalén, la devolución de otros territorios ocupados– aún persisten. Y, por lo visto, sin la asistencia de la comunidad internacional difícilmente sean resueltas –supone la orientalista Irina Zviáguelskaya. “La comunidad internacional sigue buscando las vías del arreglo en Oriente Próximo. Por más intransigentes que sean las posturas de las partes, igualmente existe la comprensión de que no se puede dejar el conflicto en estado de suspenso. Pienso que se seguirá empeñando esfuerzos, teniendo en cuenta la actual postura de la administración estadounidense y la disposición de Moscú a ser la anfitriona de la conferencia sobre Oriente Próximo y las posiciones de la Unión Europea y la ONU”.

Las propias partes enfrentadas también perciben la necesidad de reanudar el diálogo y están dispuestas a ello. La agencia palestina Maan ha comunicado que las negociaciones palestino-israelíes de paz se reanudarán hasta finales de agosto.