Gobierno de facto no tiene intención de revertir golpe de Estado
Por: ABN

El secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, informó este viernes desde Honduras, luego del encuentro sostenido con diferentes sectores del país, que no se vio la disposición para revertir la situación del golpe ejecutado contra el presidente Zelaya.


Lamento decir que en mis gestiones no se vio la disposición para revertir esta situación”, dijo Insulza en rueda de prensa en Tegucigalpa, Honduras.

“Al contrario, recibí una cantidad de documentos demostrando de qué manera habría cargos pendientes en contra del Presidente de la República y que justificarían la medida tomada”, agregó.

“He hablado con gente de la comunidad internacional, con el Cardenal, con la Corte Suprema, con los principales candidatos, dirigentes de partidos y líderes sociales y me he formado una opinión”, expresó.

Indicó que el resultado claro es que la ruptura del orden constitucional persiste y que “los que hicieron ésto no tienen ninguna intención de revertir esta situación”.

Señaló que informará con mayores detalles a la Asamblea General de la OEA sobre esta situación mediante un informe y que ésta adoptara las decisiones que estime conveniente.

Precisó que la sanción que corresponde ante los hechos inconstitucionales ocurridos en Honduras, está contenida en el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana que permite a la Asamblea General de la OEA “suspender a un Estado en el cual se mantenga la ruptura al orden institucional”.

Explicó que esta suspensión sería hasta que cese la violación a la Carta Democrática Interamericana y hasta tanto no sea restituido el orden constitucional en Honduras. Acotó que la suspensión trae consigo una serie de medidas relacionadas con créditos internacionales, participación en distintos organismos del sistema interamericano, entre otras.

Ratificó que su visita a Honduras fue estrictamente para manifestar que la OEA considera que hubo un golpe de Estado y una ruptura grave a la constitucionalidad de la democracia en ese país. Por tanto, la organización en pleno decidió mediante una resolución “pedir que esta situación sea revertida por parte de quienes han tomado el poder”.

Subrayó además que de permanecer la situación de Golpe en Honduras, la OEA no reconocerá a ningún gobierno que surja luego de unas eventuales elecciones, en noviembre, tal y como está previsto en esa nación.

EL artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos establece: «Cuando la Asamblea General, convocada a un período extraordinario de sesiones, constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato”.