Gobierno de facto hondureño anuncia supuesto retiro de la OEA
Por: VTV

Roberto Micheletti, y su «vicencanciller», Martha Lorena de Casco, leyeron un comunicado invocando el uso del artículo 143 de la Carta de la OEA para anunciar su renuncia a la Carta Democrática . La OEA había anunciado que no reconocerá decisiones de este gobierno de facto tras calificar de Golpe de Estado lo ocurrido.


El Gobierno de facto de Honduras «repudió» la intención de la Organización de Estados Americanos (OEA) de imponer la restitución del presidente electo, Manuel Zelaya y anunció un supuesto retiro del organismo multilateral, que probablemente no sea tomado en cuenta dado que el propio organismo había anunciado no reconocer decisiones del gobierno de facto.

El presidente de facto, Roberto Micheletti, y la «vicencanciller» de Honduras, Martha Lorena de Casco, realizaron una cadena de radio y televisión en la madrugada de este sábado, durante el toque de queda y tras el fin de la visita de Insulza, leyendo un comunicado invocando el uso del artículo 143 de la Carta de la OEA para anunciar su renuncia a la Carta Democrática.

«Por este medio, comunico a usted que (Honduras) denuncia la carta de la Organización de Estados Americanos de conformidad con lo previsto en el artículo 143, con eficacia inmediata», dijo la viceministra en cadena de televisión, acompañada por el presidente de facto, Roberto Micheletti.

Dicho artículo señala:

Esta Carta regirá indefinidamente, pero podrá ser denunciada por cualquiera de los Estados miembros, mediante comunicación escrita a la Secretaría General, la cual comunicará en cada caso a los demás las notificaciones de denuncia que reciba. Transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante, y éste quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta.

La Vicecanciller de facto dijo que la misma carta democrática de la OEA plantea la renuncia a la amenaza y el uso de la fuerza contra países miembros. «Sin embargo, la OEA se comporta tolerante con los desplantes belicistas de algunos gobiernos contra Honduras (…) con todo lo insólito que están presenciando, el pueblo hondureño y su gobierno se mantiene firmes», destacó. Sin embargo, no tocó en ningún momento el secuestro del presidente Constitucional por parte de militares y su expulsión a un país extranjero, hecho que fue calificado por la OEA como Golpe de Estado, y tampoco se refirió a la bestial represión contra la libertad de expresión, la violación de diversos derechos humanos de los pobladores y la suspensión de garantías individuales desde que desplazaron al mandatario legítimo.

Este viernes, el secretario de la organización, José Miguel Insulza, visitó el país centroamericano, como mandato del pleno de países para notificar el término del ultimátum y revertir la situación de Golpe de Estado. Durante su breve paso, Insulza conversó con el máximo tribunal de justicia de Honduras, la Iglesia Católica, los embajadores y grupos civiles, en la víspera para restablecer el orden constitucional y que el presidente Zelaya retome el poder. Pero las gestiones fueron infructuosas, declaró el secretario general de la OEA, quien informó que el organismo decidirá este sábado la suspensión del Estado hondureño y otras sanciones en su contra.

Con esta medida, Honduras enfrenta congelamiento de préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su participación en foros internacionales, muchos de los cuales ya han condenado el proceder del gobierno de facto.