Zelaya anima a hondureños a seguir su marcha a Tegucigalpa

”No se dejen vencer ni se amilanen, sientan la fuerza del espíritu y caminen a Tegucigalpa”, declaró desde El Salvador a Radio Cadena Mi Gente, emisora que se ha mantenido informando del conflicto y es escuchada en varias localidades de Honduras.


TeleSUR
El presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, hizo un llamado al pueblo de su país a no amilanarse ante la represión policial y a que continúen su marcha hacia Tegucigalpa, donde el mantadario llegará este fin de semana para retomar el poder.

“No se dejen vencer ni se amilanen, sientan la fuerza del espíritu y caminen a Tegucigalpa”, declaró desde El Salvador a Radio Cadena Mi Gente, emisora que se ha mantenido informando del conflicto y es escuchada en varias localidades de Honduras.

Agregó que “hay que encomendarnos a Dios que nos debe dar la fuerza y la fe para enfrentar pacíficamente con resistencia en todas las comunidades de Honduras”.

Asimismo llamó a “estar listos porque pacíficamente vamos a defender nuestros derechos como ciudadanos”.

Zelaya dio sus declaraciones tras reunirse con el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, quien se unió al cierre de fronteras hecho también por Guatemala y Nicaragua, para bloquear el comercio bilateral y ejercer presión al Gobierno de facto liderado por Roberto Micheletti a que abandone el poder.

El mandatario derrocado confía en que las Fuerzas Armadas hondureñas van a “rectificar”, y señaló que “es injusto lo que están haciendo en Honduras, el mundo está unido en contra de los golpistas”.

Se pronunció en la víspera de la llegada del secretario General de la OEA, José Miguel Insulza a Honduras para dar el aviso formal a los entes liderados por Micheletti del plazo de 72 horas que dio el organismo para que abandone el poder.

Insulza tiene previsto permanecer menos de 24 horas en Honduras y anunció que su papel no será el de negociar, sino el de reclamar la restitución de Zelaya, quien fue secuestrado y llevado a otro país por los militares el pasado domingo.

“No vamos a Honduras para negociar. Vamos a pedir que se deje de hacer lo que se ha estado haciendo hasta ahora”, dijo el secretario.

Su agenda en Tegucigalpa incluye una reunión con la Corte Suprema de Justicia y con la Fiscalía General de Honduras, pero no está previsto un encuentro con Micheletti, cuyo gobierno no es reconocido por el organismo regional.

De no ser acatado el ultimátum de la OEA este sábado, Honduras sería suspendida del Sistema Interamericano lo que significaría un retroceso político y comercial para esta nación.

Zelaya anunció que será acompañado en su regreso por los presidentes de Argentina, Cristina Kirchner, y de Ecuador, Rafael Correa, además de premios Nobel de la Paz como la guatemalteca Rigoberta Menchú.

Este viernes están previstas nuevas manifestaciones en Honduras de sus partidarios, mientras organismos de derechos humanos han denunciado una ola de represión con decenas de detenciones por parte del gobierno de Micheletti, que ha suspendido garantías constitucionales y que mantiene un toque de queda vigente hasta este viernes y que se presume se a extendido.