Rosales viola su condición de asilado y acusa a Chávez de criminalizar la política
Por: Prensa Web YVKE/Agencias

Rosales dijo desde Lima que se trata de “una criminalización de la política” y aseguró que Venezuela es “un país rico lleno de pobres”, lo cual causa “agotamiento y cansancio”, pero Rosales omite que él se esmeró en criminalizar al gobierno nacional durante su gestión y fué siempre un hombre pobre que se volvió rico de la noche

Se supone que un “asilado político” debe abstenerse de emitir declaraciones y hacer política en el país que le otorgó el asilo pero Manuel Rosales, prófugo de la justicia venezolana, que escapó y pidió asilo en Perú, acusó al presidente Hugo Chávez de “criminalizar la política” mediante la supuesta persecución judicial de quienes no respaldan al gobierno, en una entrevista difundida hoy por la televisión
“En Venezuela se ha venido construyendo una estrategia que es la unión del dinero y del poder para apoderarse, secuestrar instituciones y, a partir de allí, criminalizar, perseguir, desaparecer a todos los que piensan distinto a quien gobierna”, dijo el ex alcalde de Maracaibo al canal de televisión RCN, cuando irónicamente la razón de la fuga de Rosales fue evitar enfrentar a la justicia venezolana por su evidente enriquecimiento ilícito.

Rosales dijo desde Lima que se trata de “una criminalización de la política” y aseguró que Venezuela es “un país rico lleno de pobres”, lo cual causa “agotamiento y cansancio”, pero Rosales omite que él se esmeró en criminalizar al gobierno nacional durante su gestión y fué siempre un hombre pobre que se volvió rico de la noche a la mañana.

Según Rosales, el gobierno ha supuestamente utilizado los recursos públicos en el exterior “para participar en procesos electorales, movimientos racistas y nacionalistas y en defensa de la guerrilla colombiana”, pero hasta el día de hoy, ni Rosales ni otros acusadores han presentado una sola prueba, además que a Rosales se le acusa de tener vínculos con paramilitares colombianos.

“Hay varios presidentes y gobiernos que están interfiriendo otros gobiernos, que alimentan, que estimulan, que financian movimientos subversivos, movimientos aparentemente sociales, que pretenden establecer condiciones para que se logren montar gobiernos perpetuos”, dijo Rosales, cuando él, su partido y demás partidos opositores a Chávez han sido financiados durante los últimos años por la USAID y la NED.

Rosales señaló que aunque se encuentra asilado no se ha dejado “borrar del mapa” y está “permanentemente presente” en la política venezolana, expresando reclamos”, y que su partido debe ir a las comicios legislativos del próximo año para “avanzar a la elección presidencial sin precipitaciones”, pero Rosales, aún sabiendo que por su condición de asilado no puede emitir declaraciones o hacer política desde Perú, viola las condiciones de su asilo. No respetó las leyes venezolanas, menos respetará las leyes peruanas.

Rosales fue acusado en marzo por la Fiscalía General de enriquecimiento ilícito entre 2000 y 2004, cuando fue gobernador del estado de Zulia. Escapó del país y pidió asilo una vez instalado en Perú.