El Show de Ledezma: Este episodio es ante la OEA
Por: Ivana Cardinale

El “Gran Actor” de Ledezma y los empleados de su alcaldía, pues si no son ellos, entonces con quién podría montar sus shows, marcharon este viernes desde la Plaza Brión de Chacaíto hasta la sede de la Organización de Estados Americanos, para “exigir” al organismo que se pronuncie contra la designación de la autoridad del Distrito Capital, es decir, exige la intromisión de la OEA en nuestros asuntos internos.

El alcalde y showman Antonio Ledezma ya nos tiene acostumbrados a sus shows semanales, los cuales son producidos y trasmitidos nada más y nada menos que por Globoshow, Toyovisión, Cloacavisión, o como la quieran llamar. Los venezolanos hemos etiquetado de mil formas el canal de Ravell gracias a su terrorismo mediático desde que decidió convertirse en un medio golpista y partido político fascista.

El “Gran Actor” de Ledezma y los empleados de su alcaldía, pues si no son ellos, entonces con quién podría montar sus shows, marcharon este viernes desde la Plaza Brión de Chacaíto hasta la sede de la Organización de Estados Americanos, ubicada en las Mercedes, para “exigir” al organismo que se pronuncie contra la designación de la autoridad del Distrito Capital, es decir, le exige a la OEA que haga lo que no puede hacer. Ledezma, y su equipo de producción de shows, fueron a montar una alharaca para exigir la intromisión de la OEA en nuestros asuntos internos.

Si Ledezma y sus malos asesores saben muy bien que la OEA no puede interferir en los asuntos de ningún país, excluyendo golpes de estados y el rompimiento del orden constitucional, entonces, ¿por qué monta este show?

Debe ser que ya no puede vivir sin sus ireality shows semanales.

Ledezma evidencia estar muy, pero muy mal asesorado. Cada semana tiene un nuevo show por Toyovisión. Para él esa es la única forma de hacer política: montar shows y por Globoshow. Sale caro pero no importa. Lo que sí importa es gastar los reales en el marketing de su imagen de montashows.

Ledezma y sus empleados protestaron ante la OEA por el “irrespeto” a la voluntad de más de 700.000 caraqueños (ya le aumentó 200.000 caraqueños más, pues en Bogotá dijo que eran 500.000 y la penúltima ya se le olvidó) que votaron por Antonio Ledezma. Sus empleados, como buenos neoadecos de su partido, “exigieron el mismo apoyo internacional” que en este momento se brinda al presidente Manuel Zelaya en medio de la crisis de Honduras.

Como parte del libreto del show, Ledezma se declaró en huelga de hambre ante la OEA pero mientras estén encendidas las cámaras de televisión. Cuando estén apagadas es que podrá comer.

Un alcalde que hasta la fecha rehúsa comenzar a trabajar, y que sólo busca a través de sus show semanales degradarse cada vez más como supuesto ser humano que debería ser, ya tiene bastante cansados a los caraqueños.

Ledezma, también “exigió” que la OEA rechace la supuesta situación que enfrentan más de cinco mil trabajadores de la alcaldía, ocultando el despido masivo de trabajadores de la administración de Juan Barreto que Ledezma realizó cuando asumió el cargo.

Ledezma pretende acusar al gobierno venezolano por la supuesta negativa del mismo a entregar los recursos correspondientes al pago de sus sueldos y salarios, pero el gobierno nacional afirma e insiste que no le debe nada a esta alcaldía.

Cabe preguntar entonces, ¿dónde están los reales Ledezma?