El pueblo ya tiene su veredicto, sobre vínculos terroristas de la derecha boliviana
Por: José Justiniano Lijerón

Las denuncias son publicas de documentos desclasificados, donde se verifica la danza de millones de dólares de Estados Unidos, dinero que se destina a desestabilizar la zona.


Cada día que pasa se van conociendo parte de las investigaciones a cargo del Ministerio Publico y por separado de la Comisión multipartidaria de la Cámara de Diputados sobre los acontecimientos en que las fuerzas policiales, desactivaron una célula terrorista, compuesta por personas extranjeras, que fueron acribillados en enfrenamiento 3 de sus integrantes y dos fueron capturados en la ciudad de Santa Cruz. Están siendo citadas varias personas, vinculadas especialmente a los grupos de poder, empresarios privados, personeros de instituciones, como la Cámara de Industrias y Comercio (CAINCO), de la Cooperativa de Teléfonos COTAS, de La Federación de Ganaderos (FEGASACRUZ), de la Feria exposición y según declaraciones del Fiscal ,encargado de llevar el caso, deberán ser citadas a declarar varios personajes mas, entre otros al gobernador de Santa Cruz R.Costas, además miembros del Comité Cívico de esta ciudad todo esto en primera instancia de la etapa previa de averiguaciones. Otros actores vinculados con el caso reconociendo su culpabilidad se fugaron al exterior, aduciendo “falta de garantías.”

Todas o casi todas las personas que ya han sido citadas y las que vendrán, son de lo más genuino y rancio de la derecha sediciosa, que desde los acontecimientos de desobediencia civil que se plantearon el derrocamiento del gobierno legalmente constituido y junto a sus veleidades separatistas realizaron un referéndum ilegal el 4 de mayo del 2008, pasando por actos de terrorismo en plan sedicioso y golpista, con el asalto, saqueo y quema a todas las instituciones del Estado en las ciudades de la llamada “media luna”, además sabotearon con dinamita una válvula del gasoducto al Brasil en el Sur de País.

Promovieron y fomentaron hechos de violencia racista con flagelación publica a indefensos campesinos en la ciudad de Sucre en mayo del mismo año, y en otras capitales del oriente boliviano que culminaron con la masacre de Pando en septiembre del año pasado, con la emboscada y muerte de más de 17 campesinos indefensos que asistían a un ampliado sindical.

Toda este rosario de actos delincuenciales tenían la envoltura como consigna de “Luchar por la Autonomía Departamental” estos acontecimientos se iniciaron anteriormente en el afán de boicotear la asamblea Constituyente y ahora ya no quepan dudas, los directores principales de toda esta asonada fue la embajada de los EE.UU. en nuestro país, hechos que amainaron con la expulsión del embajador Golberg. Las denuncias son publicas de documentos desclasificados, donde se verifica la danza de millones de dólares de Estados Unidos, dinero que se destina a desestabilizar la zona, especialmente donde existen gobiernos que no son sumisos a las política del norte, como Venezuela, Bolivia, Ecuador, dólares que vienen con el membrete de “ayuda” a través de sus brazos operativos y siniestros como USAID., CIA y ONGS, al mejor estilo de los famosos “contratistas”, por no decir mercenarios.

Declaraciones publicas de los dirigentes de la derecha boliviana, después de las evidencias irrefutables que están apareciendo sobre terrorismo a nivel superior al terrorismos que desarrollaron cuando contrataron a turbas de desaforados y los proveyeron de palos fabricados como armas contundentes, para atacar y sembrar el terror en los departamentos de la media luna, aducen ser “inocentes” y que luchan contra el gobierno en forma “democrática”, reconocen que (en esta nueva arremetida contra Evo), crearon una organización principal especie de comando supremo llamado “la Torre”, donde se reunían y se tomaban decisiones, y lo mas importantes, también funcionaba como oficina recaudadora de dinero, según ellos fueron destinados “para costear los gastos de las movilizaciones, cabildos y referéndum.”

Ahora, las respuestas del millón, será el esclarecimiento total de todas las contribuciones económicas a esa oficina, montos y los nombres de personas e instituciones que aportaron. El Prefecto Costas manifestó públicamente al respecto expresando: “hemos dado un certificado a las personas que dieron su aporte” y seguidamente ufano agregó:”no tiene nada de malo aportar para “movilizaciones”, así es, pero es delito usar esos dineros para contratar gente que haga terrorismo, como lo sucedido el año pasado con la asonada golpista hechos que fueron televisado al país y al mundo. De comprobarse como se esta ya estableciendo por las averiguaciones que ese fondo de la caja negra “la torre”, que además sirvió para contratar, entrenar, alojar, pagar a los terroristas extranjeros motivos de la investigación en causa., es muy grave y tendrá que caer todo el peso de La ley a todos los responsables y sus cómplices, así como el castigo político por parte del pueblo.

De acuerdo a convenios internacionales y una ley ya vigente, con el debido respaldo jurídico de estos documentos el gobierno acaba de aprobar un decreto supremo para sancionar actos de terrorismo, con la incautación de bienes a los implicados en primera instancia que de comprobarse en juicio la responsabilidad plena, corresponderá la confiscación de todos sus bienes, aparte de la responsabilidad penal.

Cualquiera fuera el dictamen de nuestra lenta y contemplativa justicia con los poderosos, la mayoría del pueblo bolivianos ya tenemos nuestro veredicto y nuestro juicio político. SON CULPABLES. Esta historia continuará.

José Justiniano Lijerón

Es ex Dirigente de la Central Obrera Boliviana