Martes, 31 de marzo de 2009
COMIENZA UN NUEVO CAPÍTULO EN LAS RELACIONES RUSIA-EEUU
Fuente: The Voice of Russia

Se inicia un nuevo capítulo en las relaciones ruso-estadounidenses. Tal opinión fue expresada por Serguey Rogov, director del Instituto de Estudios sobre EEUU y Canadá de la Academia de Ciencias de Rusia. Dijo esto en rueda de prensa efectuada en Moscú y dedicada al primer encuentro de los líderes de ambos países.


El próximo encuentro de los líderes de Rusia y de EEUU se espera el 1º de abril en la cumbre el G-20 en Londres. Según Serguey Rogov, esta cita debe desempeñar un papel clave en las relaciones entre nuestros países, dar inicio a nuevas relaciones.

Ellos harán una declaración conjunta sobre principios estrictos en los que Rusia y EEUU se dispongan a ponerse de acuerdo, en primer lugar acerca de un nuevo tratado sobre la reducción de armas estratégicas ofensivas. Un mano a mano de los dos presidentes se celebrará, por lo visto, en verano próximo. Puede ser que los mandatarios rubriquen un acuerdo marco sobre la reducción de armas estratégicas ofensivas.

Al hablar de la perspectiva de la firma de un nuevo tratado en cuestión, el politólogo ruso observó que hace falta no solo formularlo sino también firmarlo y ratificarlo, para lo que se necesitara cierto tiempo. A la vez, Serguey Rogov recodó que el año siguiente tendrá lugar una conferencia sobre el tratado concerniente a la no proliferación de armas nucleares. Considera que las relaciones ruso-estadounidenses tienen buenas perspectivas para su mejoramiento.

Esto se debe a que en EEUU se reconocen los fracasos que sufrieron en la articulación de relaciones con Rusia después de la guerra fría. La estrategia estadounidense de confirmación de un mundo monocéntrico, protagonizado por EEUU como la única superpotencia ha sufrido un fiasco. EEUU superó el límite de sus posibilidades. Como consecuencia encara hoy una aguda crisis financiera y económica, la extenuación de las fuerzas del ejército en las guerras en Irak y en Afganistán. En total, perdieron el control del desarrollo de los acontecimientos en el mundo, en donde se acentuaron sobremanera las tendencias a la creación de un mundo policéntrico.

Según el criterio de Serguey Rogov, ahora se abren en una forma novedosa las perspectivas de la cooperación ruso-estadounidense en Afganistán. Es el punto central en la lucha contra el terrorismo. Pues el Talibán y Al Qaeda son enemigos comunes de EEUU, de Rusia, así como de China, India y Europa, puntualizó el politólogo.