Lunes, 30 de marzo de 2009
Medidas económicas sin afectar el desarrollo social
Por: Luis Alberto Matos

“La crisis general del sistema capitalista abarca todos los aspectos de su vida económica, política e ideológica”
E. F. Borisov


Ichiro Susuki, la estrella del beisbol japonés, tomó su turno al bate en el juego decisivo contra Corea del Sur. El cuadro se replegó y los outfielders, conocedores de las habilidades del rival, buscaron las rayas donde el estelar suele colocar sus fuertes líneas. Susuki adelantó el bate y colocó un rodadito corto, sin fuerza hacia la tercera almohadilla y todos arribaron seguros a la base. Sus oponentes esperaban el gran golpe, con toda su fuerza, pero el gran Ichiro se la dejó en la mano.

Dos días antes habíamos vivido aquí la misma escena. “¡Chávez vá a utilizar los depósitos de los trabajadores!”, “¡Van a volver a poner el débito bancario!”, “¡Viene el impuesto a las transacciones bancarias!”, “¡Este loco vá a aumentar el precio de la gasolina!” y “¡Otro paquetazo!” se leía y oía en páginas de diarios, noticieros televisados y programas de opinión.

Pero… el golpecito suave los agarró descolocados. Basta leerlos desde entonces para recordar aquella sabia frase: “¡Chávez los tiene locos!”. Las medidas anticrisis, anunciadas el sábado 21 en cadena nacional, los dejó sin titulares, sin noticias, sin comentarios y sin excusas ante sus verdaderos amos.

Gastos e inversiones
Habrá restricciones en el gasto público, con un Presupuesto de Egresos disminuido en 6,7%. La rebaja de 11.000 millones de bolívares fuertes, lo deja en 156.000 MMBsF. El lineamiento establece estricta ejecución del presupuesto y eliminación de gastos suntuarios, incluyendo remodelaciones, nuevas sedes, publicidad, servicios, agasajos, vehículos nuevos, misiones al exterior innecesarias y plataformas tecnológicas que no se justifiquen.

En ministerios, institutos y empresas del Estado, revisan las remuneraciones del personal de máximo nivel. Igualmente analizan las estructuras de los organismos buscando posibles fusiones que disminuyan el aparato del Ejecutivo, sin reducir su eficiencia.

El Presidente exhortó a los demás Poderes, incluyendo Alcaldes y Gobenadores, a revisar las remuneraciones. Sin embargo, a partir del 1º de Mayo, el salario mínimo estará incrementado en 10% más otro aumento similar en Septiembre.

El Estado reducirá sus gastos, pero la inversión social no se toca.

Endeudamiento sin devaluación
El dólar seguirá con su actual cotización: BsF 2,15 y no habrá devaluación. Se autorizan 22.000 millones de BsF adicionales en endeudamiento interno. La nueva cifra, 34.000 MMBsF, perfectamente manejable, será planificada en conjunto por el Banco Central de Venezuela y los Ministerios de Finanzas y Planificación.

Aprovechó el Presidente Chávez para enfatizar la centralización de las tesorerías de las entidades financieras públicas y el sistema bancario, incluyendo la nacionalización del Banco de Venezuela.

Insistió en señalar que la prioridad es la inversión en desarrollo estratégico, empezando por la agricultura.

Impuesto al Valor Agregado
Otro escándalo anticipable era sobre el IVA. ¡Lo van a subir al 20%! quizás recordando cuando estaba en 17. Pero sólo se aumentó en 3% y pagaremos el 12%.

Algunos apuntan, quizás correctamente, que las comparaciones son odiosas. En casos como éste, cuando les conviene, señalan que somos países muy disímiles y las condiciones tan diferentes que las cifras, por sí sólas, poco indican.

Es posible, pero, en todo caso y sólo como simples referencias, aquí van algunos IVAs en países a ambos lados del Atlántico, y con serias diferencias poblacionales, económicas y políticas: Chile 19, México 15, Uruguay 22, Colombia 16, Perú 19, República Dominicana 16, Trinidad 15, Alemania 19, Dinamarca 25, España 16, Italia 20, Portugal 20, Croacia 22, Rusia 18, Armenia 20, Turquía 18, Polonia 22, Suecia 25 y Francia 19,6.

Petróleo y gasolina
El presupuesto de gastos e inversiones, para el año 2009, fué calculado en base a 60 dólares el promedio del barril de petróleo venezolano a ser vendido en los mercados internacionales. La prolongación de la crisis especulativa del norte recomienda su reajuste a 40 dólares.

También hay que considerar la reducción de la exportación de crudos, acordada en el seno de la OPEP, que nos comprometió a rebajar 364.000 barriles.

Más temprano que tarde, el precio del petróleo subirá. Seguimos insistiendo en 75 dólares como precio justo porque, al nivel actual, nadie invertirá en exploración de nuevos yacimientos, búsqueda de hidrocarburos de factible extracción ni en mantenimiento de pozos maduros.

Por esa seguridad en la recuperación de precios, Venezuela piensa en su futuro y firma acuerdos con Rusia y China para mantener esa necesaria expansión que rendirá sus frutos cuando las cifras recuperen sus niveles normales.

En todo caso, comparemos los precios de la gasolina vendida en nuestras estaciones de servicio. Este combustible tiene en Venezuela las cifras más bajas del mundo. El calificativo correcto, para ese precio, no es barato. ¡Es ridículo!.

Ese subsidio, para venderla a menos de 10 céntimos por litro, lo pagamos todos. Le cuesta a la nación más de $ 11.000 millones al año.

El barril de gasolina, en Estados Unidos, cuesta 120 dólares. Aquí sólo siete. Un litro de leche cuesta más de dos bolívares, de cola cuatro y de agua cinco. El mismo fulano que paga más de cien bolívares por una botella de vino, no recuerda que ese monto equivale a más de 900 litros de gasolina.
Pero, nos han metido, entre ceja y ceja, que si aumenta la gasolina aumenta todo. Esa es una patraña.

El juego entre Japón y Corea llegó empatado al noveno inning. En el décimo, con dos en base, le volvió a tocar a batear a Ichiro Susuki. Cerraron el cuadro y acercaron a los jardineros, pero el estelar les templó una línea al fondo del estadium y barrió las bases.

Este juego aún no concluye. Chávez seguirá al bate y él sabe cuando soltar ese linietazo.
jaquematos@cantv.net