Lunes, 30 de marzo de 2009
INADMISIBLE CAMBIO DE ESCUDO ANTIMISILES POR PROGRAMA NUCLEAR DE IRÁN
Fuente: The Voice of Russia

El presidente ruso Dmitri Medvédev evalúa el próximo encuentro que sostendrá con su par norteamericano Barack Obama como posibilidad de afianzar todo lo positivo que se ha perfilado en las relaciones con EEUU.


Así lo ha declarado en entrevista con la cadena británica BBC en vísperas de su viaje a la cumbre anticrisis del 1 y 2 de abril en Londres.

El dignatario señaló que durante las conversaciones telefónicas que ya ha mantenido con Obama ha descubierto una coincidencia de puntos de vista en muchas cuestiones. “El quid del asunto consiste, obviamente, en cómo podemos materializar nuestras ideas durante el encuentro personal, en qué medidas los equipos están dispuestos a avanzar en cierta dirección, en qué medida estamos dispuestos a romper los estereotipos y en qué medida estamos dispuestos a emprender esa “reiniciación”, de la que hoy hablan todos”.

Más adelante, Dmitri Medvédev confirmó la posición de Rusia en relación al emplazamiento por Washington de elementos de su escudo antimisiles en Europa: no se puede crear fragmentos de ese sistema, hay que orquestar un sistema de defensa antimisiles global, al que Rusia está dispuesta a adherirse, porque nosotros también estamos interesados en que nuestro país y nuestra gente estén protegidos de las amenazas de tales o cuales Estados problemáticos –dijo Dmitri Medvédev. Al mismo tiempo, el líder ruso ha calificado de inadmisible la conversación sobre cierto cambio de las cuestiones del escudo antimisiles por el programa nuclear de Irán. “Por lo que importa a Irán, tenemos con ese país relaciones plenas y nuestra posición se basa en las resoluciones de la ONU y en los enfoques que formula el Organismo Internacional de Energía Atómica: el programa nuclear de Irán debe ser pacífico. La noticia de que se propuso cambiar un asunto por otro no se corresponde con la realidad, no es seria. Pero no tengo la menor duda de que discutiremos esas dos cuestiones”.

El jefe de Estado subrayó que Rusia está en contra de la aparición de nuevos misiles nucleares junto a sus fronteras. Estamos interesados en que la no proliferación del arma nuclear sea la base del principio del desarrollo de la humanidad en los próximos años. No queremos que surjan nuevos miembros del club nuclear –manifestó Dmitri Medvédev.

El jefe del Kremlin abordó asimismo la situación en Afganistán, confirmando la disposición de Rusia a participar en las actividades tendentes a prevenir las amenazas terroristas, que dimanan de ese país, en el marco de los compromisos asumidos por Moscú. “Otra cuestión es que, tarde o temprano, a mi juicio, debe surgir en Afganistán una estructura política normal y desarrollada. Es imposible gobernar a Afganistán con ayuda de la OTAN, es imposible gobernar a Afganistán desde el exterior. Afganistán también debe encontrar su propio camino a la democracia.

Con respecto a la operación de EEUU y sus aliados en Irak –indicó Dmitri Medvédev respondiendo a una pregunta del periodista británico, la situación es algo diferente. “Nosotros partíamos de que no tiene sentido consumar en Irak semejante operación masiva y más aún en condiciones en que las amenazas no están probadas. El desarrollo posterior de los sucesos demostró que teníamos razón. Las amenazas, de que hablaba la anterior administración estadounidense, resultaron ser ficticias. No obstante, el Estado está desorganizado y el orden se mantiene con una enorme cantidad de efectivos militares y de fuerzas policiales”.

Pues, ¿por qué hubo que destruir el sistema político de Irak que, dicho francamente, era bastante imperfecto? Sólo para crear una situación peor aún –recalcó el presidente ruso. Al mismo tiempo, deseó éxitos al gobierno iraquí en la elección de una vía propia de desarrollo del país.