Viernes, 27 de marzo de 2009
Duras acusaciones entre los presidentes de Bolivia y Perú

En los últimos días los presidentes de Bolivia y Perú cruzaron duras acusaciones verbales en torno a una disputa por reclamaciones territoriales de salida al mar que ambos países mantienen con Chile
AGENCIAS


El presidente boliviano, Evo Morales, llamó gordo a su colega peruano Alan García por haber insinuado que el gobierno boliviano renunció a negociar con Chile una salida al mar para Bolivia.

“Con mucho respeto al pueblo peruano quiero decirle que el presidente Alan García tal vez la mucha gordura le está afectando y no está bien informado. Bolivia jamás va a renunciar al retorno soberano al mar”, dijo Morales.

Pero no es la primera vez que Morales llama gordo a García, ya lo había hecho cuando disputaron por las negociaciones comerciales entre Comunidad Andina de Naciones y la Unión Europea, que finalmente fracasaron.

Morales volvió a señalar que la demanda peruana en contra de Chile por límites marítimos planteada ante la Corte Internacional de Justicia perjudica la aspiración boliviana de una salida “soberana al mar”.

Dijo que esa demanda pudo haber sido planteada por el propio García en su primer gobierno (1985-1990) y que si lo hace ahora es porque el líder peruano busca mejorar su popularidad.

“También el derecho del pueblo peruano es irrenunciable y la respeto, pero no será que esos derechos están siendo usados políticamente”, exclamó el mandatario boliviano, insinuando que su par peruano está buscando popularidad y que esa demanda la podría haber hecho en su primer mandato.

“Me parece que hace rato Bolivia renunció a la salida al mar, tengo esa impresión porque no se ha vuelto a tratar eso firme, claramente, con Chile”, declaró García y sus comentarios irritaron al gobierno de Morales.

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca dijo en rueda de prensa que el gobierno enviará una nota formal de protesta a Lima.

“Son declaraciones pocos serias, pocos responsables y poco respetuosas”, dijo el funcionario en respuesta a comentarios de García.

“El tema marítimo es irrenunciable, está en la Constitución, tal vez tendríamos que enviarle una de regalo al presidente García”, comentó Choquehuanca.

Bolivia perdió una extensión de 120.000 km2 y 400 km de costa en una guerra con Chile en el siglo XIX en la que tuvo como aliado a Perú que también perdió territorios. Desde entonces busca que los chilenos le cedas una salida propia al Pacífico.

El tema se incorporó a una agenda de 13 puntos que Chile y Bolivia firmaron en julio de 2006 y que se discute en los ámbitos de las vicecancillerías, pues los dos países carecen de relaciones diplomáticas desde 1978.