Jueves, 26 de marzo de 2009
Presidente Ecuador promete mano dura ante rumores desestabilizadores

Quito, 26 mar (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, auguró fuertes sanciones a los propagadores de falsos rumores sobre un cambio de moneda en el país y reitero la preservación del actual sistema monetario.


«No voy a permitir que se juegue con la buena fe de los ciudadanos y la estabilidad del país» resaltó anoche Correa en una sorpresiva rueda de prensa realizada en el Palacio de Carondelet (sede de la Presidencia) al referirse a las falsas noticias sobre la preparación de un plan para cambiar la divisa (el dólar estadounidense).

Responsabilizó a la oposición de difundir esos rumores, que tienen como trasfondo “tratar de afectar al gobierno de la Revolución Ciudadana” en la campaña electoral.

El jefe de Estado prometió sanciones para los “irresponsables” de estas artificiosas noticias, que generaron incertidumbre en territorios de la costa ecuatoriana.

“El gobierno nacional no permitirá que continúen estos rumores mal intencionados, desestabilizadores y aplicará todo el rigor de la ley”, recalcó.

El gobernante señaló que el artículo 606 del Código Penal establece que serán reprimidos con prisión los propagadores de noticias o rumores falsos que busquen alterar el orden público, la seguridad del Estado o el honor nacional Correa llamó a los ecuatorianos a estar tranquilos, pues «la administración de esta nación está en manos de gente limpia y transparente, y sabemos lo que hacemos», enfatizó.

Advirtió que este tipo de mentiras aparecen antes de cada elección para afectar al gobierno y rememoró que una campaña parecida se lanzó el pasado año ante del referéndum de aprobación de la nueva Constitución.

En su opinión, se quiere crear caos e incertidumbre y calificó de intolerable a la gente que no le interesa el país, y difunde todo tipo de falsedades, como que se introdujeron 11 contenedores con la nueva moneda.

Según las informaciones, propagadas de boca en boca, el gobierno disponía de un plan para abandonar el dólar estadounidense, moneda impuesta aquí en el 2000, tras los comicios del 26 de abril próximo.

El dignatario aseguró que contrario a esto el gobierno enfrenta de forma adecuada y patriótica los afectos de la crisis financiera internacional y las perspectivas aumentan de manera sustancial para el país, pues “los precios del petróleo se recuperan sensiblemente”.

Hoy el barril de crudo se vende en el mercado internacional a más de 50 dólares y el combustible nacional a 48, lo cual demuestra la recuperación de los niveles de ingresos, aseguró.

El jefe de Estado dijo que hay signos de recuperación económica con indicadores demostrativos de que, pese a las restricciones impuestas, las importaciones hasta marzo 15 aumentaron en un siete por ciento en bienes de capital e insumos productivos.

El país saldrá victorioso de esta crisis y con su gobierno se fortalecerá la economía y se mantendrá la dolarización, concluyó.

lma/lgo
PL-7