Martes, 24 de marzo de 2009
Heridos en masacre de octubre 2003 cercan Congreso boliviano

La Paz, 24 mar (PL) Heridos y familiares de las víctimas fatales de la masacre de octubre 2003, de la que responsabilizan al ex gobernante boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada, inician hoy una vigilia y cerco al Congreso Nacional.


Los manifestantes anunciaron que demandarán la renuncia del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eddy Fernández, acusado por una comisión legislativa de retardación de justicia y obstaculizar un proceso contra el ex mandatario, ahora exiliado en Estados Unidos.

Freddy Ávalos señaló que los participantes en esa medida de presión, sobre todo vecinos de la aledaña ciudad de El Alto, no se retirarán hasta que sea destituido Fernández.

Asimismo precisó que no se descarta la ocupación del edificio de la Corte Suprema en la ciudad de Sucre, capital constitucional de Bolivia.

Las movilizaciones se iniciaron días después de que una comisión de Diputados abrió una investigación contra el magistrado por retardación en el caso del juicio al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y sus colaboradores, acusados de asesinato y genocidio.

El ex presidente huyó en octubre de 2003 a Estados Unidos tras dimitir obligado por una revuelta popular que fue sofocada de manera violenta por integrantes de las fuerzas armadas y la policía con saldo de 68 muertos y más de 400 heridos.

Fernández es también acusado de negación de justicia por parte de diputados del Movimiento al Socialismo, quienes le atribuyen complicidad en la demora de procesos de fuerte impacto nacional.

En ese caso están además los mecanismos legales para juzgar por conducta antieconómica al otrora ministro de Salud Tonchi Marinkovic y al ex prefecto paceño, Luis Alberto Valle.

Al respecto, el letrado estima que el gobierno busca descabezar el Poder Ejecutivo para subordinarlo a sus intereses.

lma/ga
PL-7