Jueves, 19 de marzo de 2009
Venezuela derrota a Estados Unidos y lidera grupo

Los criollos le ganan el tercer duelo a los Estados Unidos en este Clásico Mundial 2009, para marcharse a Los Ángeles como ganadores del grupo, esperando a la selección que termine en segundo lugar en San Diego.
Meridiano


La selección venezolana de béisbol volvió a conseguir el primer puesto, ahora del grupo 2, al vencer por segunda ocasión, en tres intentos, a su similar de Estados Unidos, ahora 10×6.

De esta manera, asegura ventaja de homeclub para el duelo semifinal que disputarán el próximo sábado en el Dodger Stadium de Los Ángeles, California, ante el equipo que ocupe el segundo lugar del grupo 1 en San Diego.

Venezuela dio dos golpes mortales a sus rivales, el primero vino en la segunda entrada con el equipo abajo 1×0, Carlos Guillén y Magglio Ordóñez abrieron con sencillos que pusieron corredores en las esquinas, luego Gerardo Parra la rodó por primera, Guillén se vino a la goma y forzó el tiro malo que permitió que entrara la del empate 1×1.

Todavía con dos en base y un out, Henry Blanco se fue con doblete a la izquierda, para traerlos a ambos y poner el 3×1. Luego de dos outs, sencillo a la derecha de César Iztúris trajo a Blanco desde segunda, con el 4×1 y dejó a Iztúris en la intermedia por el tiro.

Bob Abreu, Marco Scutaro y Melvin Mora se divirtieron echándole aire a Henry en el dugout, con toallas y secando el sudor de su frente luego de esa gran corrida desde segunda.

Dobletes corridos de José López y Miguel Cabrera a la izquierda siguieron, para traer dos más para los venezolanos y poner la pizarra 6×1.

Pero Estados Unidos no se entregó, haciendo carreras en la tercera y cuarta para acercarse 6×3. Con la pizarra 7×3 en la quinta, Mark de Rosa se la sacó con hombre en base a Ramón Ramírez, para poner el 7×5 y con otra más en la sexta se ponían 7×6.

Sin embargo, el golpe definitivo llegó en la sexta, con dos outs y dos en bases, Maximiliano Ramírez le pescó una curva que se quedó en la zona de poder a Latroy Hawkins, para sacársela por el jardín derecho para el 10×6.

De allí en adelante, Venezuela nunca perdió el control y con la dupla de los Moreno (Víctor y Orber), además de Francisco Rodríguez, cerró la victoria de 10×6, asegurando el liderato del grupo.

Max, el jonronero

El joven toletero no había recibido muchas oportunidades en lo que iba del torneo, pero consiguió el batazo clave en el momento indicado, cuando los Estados Unidos se había acercado por una, despachó jonrón de tres carreras, que puso el juego en el congelador para los criollos.

Todos los días un héroe

Nada ha caracterizado mejor a este conjunto venezolano que el oportunismo y entrega de cada uno de sus peloteros, cada día ha destacado un jugador distinto, siempre aparece un héroe diferente, y esto ha sido hasta ahora parte grande del éxito.