Miercoles, 11 de marzo de 2009
Nace el Consejo de Defensa Sudamericano
Fuente: PL, Telam

El CDS condicionó la posibilidad de que Estado Unidos ingrese como observador al nucleamiento a que Washington cambie su relación con la Isla. Los gobiernos sudamericanos asumieron el compromiso histórico de coordinar sus planes de defensa mediante la puesta en marcha de este organismo de diálogo y cooperación política.


Los titulares de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay, y Venezuela fueron recibidos en el palacio de La Moneda por la Presidenta Michelle Bachelet, cuyo país ejerce la presidencia pro tempore de UNASUR.

El ministro chileno de Defensa, José Goñi, aclaró este martes, al inaugurar el primer Consejo de Defensa Suramericano (CDS), que esa instancia no es contra nadie, pero sí “debe ser para nosotros, los suramericanos”.

Precisó que se trata de un mecanismo para generar “nuestras visiones, nuestras opiniones y nuestro propio plan de acción en asuntos de defensa”.

A su vez, el titular chileno precisó que el nuevo Consejo de Defensa Suramericano (CDS) no pretende crear una fuerza militar como la OTAN, sino “dar vida a una alianza que fortalezca la confianza mutua mediante la integración, el diálogo y la cooperación en materia de defensa”.

El CDS, agregó, busca consolidar a Suramérica como una “zona de paz, base para la estabilidad democrática y el desarrollo integral de los pueblos».

«El primer gran mérito es la creación de una plataforma de encuentro e intercambio de experiencias que nos permitirá conversar, coordinar y trabajar en los temas de seguridad externa a otro nivel», explicó.

Tras alertar sobre los efectos en la región de la crisis económica internacional, Goñi planteó que “tensiones e incertidumbres no vistas desde la gran depresión de los años 30 del siglo pasado agrietan la estabilidad de todos”.

Llamó a los 12 ministros de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) a consolidar esta región como una “zona de paz y estabilidad y cooperación” y a ponerse de acuerdo sobre los grandes temas que condicionan sus perspectivas.

La cooperación, agregó, es un instrumento indispensable para enfrentar los dilemas y problemas que nos desafían, para tener también una voz a la que se escuche y atienda en el mundo.

Goñi sostuvo que la cooperación en defensa “debe generar un entorno más amigable para el anhelado desarrollo y la superación definitiva de la pobreza en nuestro continente”.

El ministro chileno inauguró así el primer CDS, que luego sesionó a puertas cerradas para elaborar un Plan de Acción en la esfera de la defensa.

Tras enumerar principios como “el respeto a las decisiones soberanas de cada cual, a los derechos humanos, a la no-intervención y a la solución pacífica de las controversias”, Goñi precisó algunos temas concretos sobre los cuales deben trabajar los ministros.

Enumeró tareas como creación de confianzas mutuas, cooperación militar, factores de riesgo y amenazas regionales, operaciones de paz, catástrofes naturales, formación y capacitación, reformas de los ministerios de Defensa, papel de la sociedad civil en el debate de defensa e industria militar, entre otras.

Dentro de sus primeras declaraciones, el Consejo de Defensa Sudamericano condicionó la posibilidad de que Estados Unidos ingrese como observador al nucleamiento a que Washington cambie su relación con Cuba.

La postura, que fue aprobada por los 12 ministros participantes fue llevada por el ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, quien dijo que «la condición de cambio de las relaciones de Estados Unidos con Cuba es una condición para una nueva presentación de Estados Unidos a la región».

La titular argentina de Defensa, Nilda Garré, por su parte, coincidió en que Cuba es “un tema pendiente para la región” y agregó que la nueva administración estadounidense “tiene una oportunidad para acabar con esa situación injusta y discriminatoria”.

Por su parte, Walker San Miguel, ministro boliviano de Defensa, preguntado sobre el bloqueo norteamericano, señaló que se trata de medidas contra el pueblo cubano y puntualizó: “Nosotros no compartimos medidas hegemónicas”.

Los 12 ministros del área reiteraron que Estados Unidos no podrá cambiar «su carta de presentación» ante la región, mientras mantenga el bloqueo económico a Cuba.