Martes, 10 de marzo de 2009
PARA UN PSUV EXTRAORDINARIO
Por: José A. Rangel A

Ahora que viene el Congreso Extraordinario del PSUV, el PSUV debe transformarse en un partido extraordinario. Y esto se puede lograr con una militancia creadora.


Decía Chávez que lo nuevo nace de lo viejo. Por lo tanto, lo nuevo tiene lastre de lo viejo.

Esa aseveración debe llevarnos a la reflexión. Y de la reflexión a la práctica. Debemos verla en la realidad y no en el ámbito de las ideas. Sólo así tendría sentido. Tendría una utilidad metodológica invalorable para la militancia del PSUV.

Para guiarnos en la práctica del nuevo estado socialista venezolano, la aplicación del enunciado arriba señalado, requiere que el militante sea un creador. ¿Cómo podríamos apartar algo viejo, inservible sino creamos el sustituto?

Sino somos creadores, estaremos estancados en el lado viejo del proceso revolucionario. Se requiere no sólo políticos a secas, cuadros líderes a secas, luchadores sociales a secas, ideólogos a secas. Todos deben ser además de eso, creadores. Militantes creadores.

Ser un dirigente creador es estar en el lado nuevo del proceso. Donde no hay estancamiento ni dogmas. Donde lo viejo está identificado. Sabemos de sus límites y no hay temor a sustituirlo. Dudo que un militante así sea corrupto y burócrata.

Ser un dirigente creador, significa ser un militante del amor al prójimo. Y esto permite ver lo viejo y lo nuevo involucrado en el proceso revolucionario, que hoy se lleva a cabo en Venezuela.

Cuando un dirigente siente la necesidad de ayudar al prójimo, surge en él el creador: inventa algo nuevo, cambia alguna estructura, busca minimizar el sufrimiento y la necesidad de su pueblo.

José A. Rangel A. (090309)

Jarach16@hotmail.com